Nadie hubiese apostado que el comienzo de la segunda mitad de la temporada del Súper TC 2000 sería tan ajustado como atractivo, con dos pilotos compartiendo la punta del campeonato.

Facundo Ardusso, luego de conquistar su primera corona en la categoría, arrancó en la cima del campeonato. A tal punto que llegó a contar con 37 puntos de ventaja tras su victoria en Mendoza y hace casi un año que no abandona la vanguardia de la categoría más tecnológica de la región.

Pero las últimas tres fechas no fueron provechosas para el campeón, a tal punto que cedió terreno y ahora el Súper TC 2000 llega a la tierra colorada de Oberá, en Misiones, con dos líderes, ya que Agustín Canapino (Chevrolet) alcanzó las 101 unidades del monarca de Renault.

Un pintoresco circuito recibe un certamen por demás peleado. No sólo por este inesperado empate en la punta del campeonato. Ahí nomás viene al acecho Matías Rossi, último ganador en San Juan, con un Toyota Corolla que ahora se asoma como el vehículo a vencer, con 87 puntos. Y con 80, Leonel Pernía, que siempre está en la lucha, refuerza el poderío de Renault.

Facundo Ardusso (Renault), delante de Agustín Canapino (Chevrolet) en Mendoza, en abril. Foto: Fotoreporter.

El campeonato caliente llega al calor de la selva misionera, que siempre recibe al Súper TC 2000 con mucho público. Es que esta fecha es un acontecimiento único para la región, como lo es la Fiesta del Inmigrante.

Oberá se destaca por sus colores inigualables: se contrastan el verde de la vegetación con su tierra colorida. Y los desniveles, de casi 100 metros de diferencia, de un trazado trabado y desafiante, aportan características únicas.

La séptima fecha de la temporada ofrecerá otro gran atractivo desde lo deportivo: la largada con partida detenida. Al igual que en la primera fecha del año, en Buenos Aires, los autos partirán a la vieja usanza, aportando otro momento de expectación.

El circuito de Oberá, colorido y con desniveles, recibe al Súper TC 2000. Foto: Mario Quinteros.

El circuito de Oberá, colorido y con desniveles, recibe al Súper TC 2000. Foto: Mario Quinteros.

Desde lo reglamentario, en el suelo misionero no habrá penalizaciones, por lo que el orden de la clasificación se respetará en la carrera clasificatoria. La actividad comenzará, hoy entre las 15 y las 17, con transmisión en directo de Carburando por TyC Sports. Y la final será el domingo, con televisación de Canal 13 desde las 10.

Ardusso sabe que tiene que retomar el sendero de la confianza. Pese a mantenerse arriba desde hace tanto tiempo, en las últimas tres fechas perdió confiabilidad. “No sumé puntos importantes en las últimas competencias. También tuve mala suerte, como en Rafaela, por ejemplo, donde me chocó Rossi cuando se le reventó un neumático. Pero estoy confiado porque el potencial del equipo está intacto”, indicó el piloto de Las Parejas.

Facundo Ardusso debe recuperar la confianza. Foto: Fotoreporter

Facundo Ardusso debe recuperar la confianza. Foto: Fotoreporter

Tras el abandono en San Juan, Ardusso recibió la distinción de la Federación Internacional del Automóvil, con la presencia de su presidente, Jean Todt, que lo galardonó por ser el campeón vigente del Súper TC 2000, otorgando también sus tributos a la principal categoría bajo el ala del Automóvil Club Argentino.

Pero Canapino viene en alza. Con actuaciones formidables y remontadas fantásticas, el piloto de Chevrolet acumula podios y ahora pretende desplazar a Ardusso. “Hace algunas semanas parecía que el campeonato está sentenciado y ahora estamos peleando mano a mano. Estoy entusiasmado por los últimos resultados y porque se vienen las fechas decisivas”, dijo confiado.

Agustin Canapino remontó hasta compartir la punta. Foto Mario Quinteros.

Agustin Canapino remontó hasta compartir la punta. Foto Mario Quinteros.

En tanto, Rossi se asoma como candidato, según sus rivales, por el potencial de su Corolla. “Llegamos confiados y mucho más motivados por lo que se hizo en la última fecha -aseguró-. A eso le agregamos que es un circuito que me gusta porque siempre nos trató muy bien. En ese escenario, por sus características, el Toyota Corolla se mostró competitivo en cada una de las presentaciones. Vamos a Oberá con un envión anímico muy fuerte por el rendimiento del auto”.

El remozado circuito de Oberá albergará a un nutrido público, aumentado aún más por los fervorosos simpatizantes paraguayos, que cruzan la frontera para disfrutar del show automovilístico del Súper TC 2000. Y dejará, probablemente, un campeonato mucho más caliente de lo que hoy se siente.



Fuente