Las torrenciales lluvias de los últimos días, en el cantón suizo de Valais (sur), causaron escenas de angustia. El agua cayó con tal intensidad que terminó arrastrando la tierra montaña abajo dejando, a su paso, una gran avalancha de barro, ramas y escombros.

En los videos que circulan por las redes sociales se ve cómo la masa de fango y agua arrastra todo a su paso. El caudal de barro provocó numerosos daños en casas, rutas y calles.

Vista aérea del desastre natural. Foto; AP.

Los vecinos compararon el fenómeno con una erupción volcánica, pero la supuesta ‘lava’ se desplazaba a mucha mayor velocidad. Fuentes oficiales se felicitaron de que el siniestro no produjera heridos. Tan solo se registraron pequeños daños en coches y en algunas viviendas.

No hubo heridos, a pesar de la espectacularidad de las imágenes.

No hubo heridos, a pesar de la espectacularidad de las imágenes.



Fuente