Conozco al violador y sé donde vive”. La llamada fue anónima y le dio a la Policía la pista más importante para capturar al sospechoso de haber abusado de una nena de 12 años en un baldío de Marcos Paz: la dirección exacta de donde vivía con su madre el hombre cuya imagen captando a su víctima en plena noche invadía los medios y se replicaba en las redes sociales.

Así fue cómo cayó el violador de Marcos Paz: el hombre que el sábado 4 de agosto, cerca de las 5, interceptó, raptó y abusó en un baldío a una nena de 12 años. Lo hizo cuando la chica regresaba sola a su casa después de haberse escapado con una amiga para ir hasta el centro de esa localidad del Oeste del Conurbano, mientras su mamá dormía.

El detenido fue identificado como David Nahuel López, de 21 años, un changarín que se negó a declarar este domingo ante el fiscal Pedro Illanes, de la UFI N°3 de Mercedes, quien lo acusa del delito de “abuso sexual agravado con acceso carnal y robo simple” por haberse llevado el celular de su víctima.

López, preso en una comisaría de Merlo, ahora será sometido a un examen de ADN para cotejar con las muestras extraídas a la nena. También le realizarán una pericia psicológica y psiquiátrica. De ser necesario, también se le hará una rueda de reconocimiento.

Mirá también

"Yo soy el que aparece en el video", la confesión del detenido por violar a una nena

“La idea es no exponer a la víctima. Por eso, si el análisis genético no llega a ser concluyente, primero participará de la rueda de reconocimiento la testigo que elaboró un retrato del sospechoso y, en última instancia, se le pedirá a la nena que sea ella quien lo identifique. Ojalá no se llegue a esa instancia”, explicaron fuentes con acceso al expediente a Clarín.

Lo cierto es que fue gracias a ese dato aportado por una voz anónima a los números de teléfono de la policía que se llegó hasta el domicilio del sospechoso, ubicado apenas a 1400 metros del cruce de Monteagudo y Buenos Aires, donde está el baldío en que fue violada la nena. No fue el único llamado que se recibió pero sí el determinante.

Cuando llegaron a la dirección, los policía no encontraron al sospechoso. “Sí estaba su mamá, quien le dijo a los investigadores que el hombre llevaba una semana viviendo en la casa de su novia y los llevó hasta el lugar”, detallaron las fuentes.

El detenido tenía un moretón en la mano izquierda. La herida es compatible con mordedura, como había indicado la víctima.

El detenido tenía un moretón en la mano izquierda. La herida es compatible con mordedura, como había indicado la víctima.

Junto con la mujer, entonces la Policía se trasladó al domicilio de la novia de López, ubicado en la localidad de Mariano Acosta, donde estaba parando desde el sábado mismo de la violación. Pero tampoco lo encontraron allí. “Su suegra les explicó que había ido a acompañar a su hija hasta la estación de trenes y que estaba por volver”, relataron.

Cuando apareció en la casa de su novia, la Policía lo estaba esperando. Junto a su mamá y a su suegra, ambas en calidad de testigos, lo trasladaron hasta la comisaría. “No supo explicar qué había hecho la noche en que fue violada la nena, tampoco cómo se había lastimado la mano y fue entonces que se quebró y dijo: ‘Yo soy el que aparece en el video‘”, explicaron fuentes del caso.

Las botas y la ropa que secuestraron en la casa del acusado de violar a una nena de 12 años.

Las botas y la ropa que secuestraron en la casa del acusado de violar a una nena de 12 años.

Este domingo, ante el fiscal Illanes, López no repitió la confesión que hizo ante la Policía, sólo se negó a declarar. Ahora, el resultado del ADN será determinante, más allá de las imágenes de video y de la lesión que tiene en la palma de la mano izquierda: la nena contó que mordió al abusador durante el ataque.

“La lesión es un moretón lineal, no se puede afirmar que sea una mordedura porque al estar en una zona blanda del cuerpo no queda la marca precisa, pero sí, según los peritos, es consistente con un mordisco”, graficaron fuentes del caso.

Pero hay más. En un allanamiento posterior al arresto, casi al lado de la casa de la madre de López, los investigadores encontraron el celular de la nena, el que se había llevado su violador después de abusar de ella.

Marcos Paz: "Que mi hija haya sido violada fue más duro que la muerte de mi bebé"

Mirá también

Marcos Paz: "Que mi hija haya sido violada fue más duro que la muerte de mi bebé"

Los investigadores creen que el acusado se lo pudo haber regalado a su madre. “Se sabe que la mujer, entre el lunes y el martes pasado, llevó el teléfono a un comercio para que lo formatearan y que cuando cayó la Policía lo descartó”, informaron las fuentes.

También fueron secuestradas unas botas blancas similares a las que, según las imágenes, tenía puestas el violador en el momento del taque. Por ese dato, los investigadores creían que el sospechoso trabajaba en un frigorífico. “En realidad, no tenía un trabajo fijo. Era como un changarín que iba a los peladeros, que funcionan de noche, a hacer cola por si necesitaban trabajadores extra”, confiaron las fuentes. Y concluyeron: “Justo la noche de la violación, el peladero en el que solían tomarlo estaba cerrado. Y así como fue hasta allí a hacer la changa y se encontró con que el lugar no funcionaba, se volvió”.

Los investigadores sospechan que López regresaba a su casa cuando se cruzó con la nena y su amiga, que volvían tras haberse escapado para dar una vuelta de madrugada por el centro de Marcos Paz, ir a los juegos y a la plaza.

También creen que fue López quien les pidió la hora poco antes de que otros hombres a bordo de un auto las invitaran a subir y ellas, asustadas, salieran corriendo en diferentes direcciones. La amiga tomó el camino de la ruta. La nena eligió ir por Monteagudo sola, donde la raptó el violador.

“Que hijo de puta cuando van a poner seguridad en Marcos Paz (sic)”, publicó López en uno de sus cinco perfiles sociales cuando se difundieron las imágenes del ataque a la nena. Días más tarde la Policía lo detendría como principal sospechoso. 



Fuente