El miércoles, de noche, seguramente en Escobar, un pelotón de intendentes del PJ del conurbano cenarán con Sergio Massa. Es un dato potente: hace tiempo, mucho, no hay una juntada pública y, si se quiere formal, entre el tigrense y el coronelato peronista que en 2017 fue asociado a Cristina de Kirchner.

No estarán todos porque existe una fractura entre el conurbano sur y el norte/oeste respecto a Massa que se sostiene, sobre todo, en números: en distritos cercanos a Tigre, el ex candidato presidencial todavía mide bien pero en el sur está debajo de los 10 puntos.

Massa se mostró con Pichetto Romero yJuan Manuel abal Medina reabrió el debate sobre su acercamiento al peronismo Fabrica de Autopartes en el Tigre Foto Diego Díaz 14/07/2016 tigre sergio massa juan manuel abal medina miguel angel pichetto lider del frente renovador recorrida por fabricas y autopartistas en tigre

“Casi que nos conviene que siga ahí, existiendo, porque sus votos sino probablemente irían a Cambiemos”, teoriza un alcalde del PJ que lo tiene tercero, pero lejos, en la encuesta periódica que le hace una consultora. Puntea Cristina Kirchner con casi 40 puntos, Mauricio Macri se derrumba a 24 y Massa apenas supera el 8%.

Massa tiene diálogo con Fernando Espinoza y habla, dicen en el planeta K, con Máximo Kirchner. Pero su interlocutor de siempre ha sido Martín Insaurralde, que el año pasado se propuso, en acuerdo con Cristina, desalojar al tigrense del sillón de “dador de gobernabilidad” a María Eugenia Vidal.

Lo logró: el bloque de legisladores del PJ territorial, que reportan a los alcaldes, es la puerta por la que pasan los proyectos del oficialismo. El enlace entre Vidal y el peronismo es, por ahora, Insaurralde.

Así y todo, la juntada del miércoles será numerosa: están anunciados ocho alcaldes de la Primera Sección -hay dos peronistas más, Walter Festa y Mario Ishii que se mueven sueltos- y se sumarán algunos de zona sur.

Además de Ariel Sujarchuk, que hará de anfitrión, estarán Gabriel Katopodis (San Martín), Juan Zabaleta (Hurlingham), Gustavo Menéndez (Merlo), Leo Nardini (Malvinas) y, entre otros, Alberto Descalzo (Ituzaingó).

“Queremos hablar de todo, de política y de qué piensa hacer. Saber si sigue con la idea de ir solo, por las suyas”, anticipó un intendente a Clarín. Ese es el interrogante mayor: saber si Massa contempla una hipotética confluencia con el dispositivo K.

Intendentes del Grupo Esmeralda El Grupo Esmeralda se agranda e inicia su campaña por el interior     Los intendentes peronistas se reunirán en Castelli con productores de tambos, feedlots y cooperativas. Escucharán reclamos y hablarán de propuestas. Se sumarán algunos hiper K. castelli Martin Insaurralde Grupo Esmeralda se agranda e inicia su campaña por el interior intendentes peronistas encuentro con productores tambos

Intendentes del Grupo Esmeralda El Grupo Esmeralda se agranda e inicia su campaña por el interior Los intendentes peronistas se reunirán en Castelli con productores de tambos, feedlots y cooperativas. Escucharán reclamos y hablarán de propuestas. Se sumarán algunos hiper K. castelli Martin Insaurralde Grupo Esmeralda se agranda e inicia su campaña por el interior intendentes peronistas encuentro con productores tambos

Massa, hasta acá, evita las definiciones. Tuvo bilaterales con varios alcaldes en las últimas semanas y a todos les repitió la metáfora de que Cristina y Macri son dos “elefantes” que se están cabeceando y lastimándose entre sí. “No hay que interrumpirlos”, avisó.

Varios episodios confluyeron para que el jueves pasado, reunidos en San Martín, los alcaldes del PJ decidan formalizar un encuentro con Massa. El efecto de los Cuadernos de Centeno porque ese día resolvieron asistir, en bloque, al acto de Unidad Ciudadana en Ensenada.

Fue casi una compensación: entre los intendentes afirman que no habrá efectos sobre ellos y que, en principio, el daño a Cristina es el esperado. Pero igual, sirvió como excusa para ensayar una instancia de diálogo pública con Massa.

Así y todo, esperan una semana movida por la presencia de Cristina en Comodoro Py y por la sesión del miércoles en el Senado que, sugieren, puede producir una grieta en el Peronismo Federal.

Otro hecho. Ese jueves, además, Miguel Angel Pichetto hizo una pseudo lanzamiento en La Plata detrás del cual se traficó una advertencia de los jefes del Peronismo Federal a Massa: que se apure a definir donde se va a parar en los armados PJ.

Lo impulsan como candidato a gobernador bonaerense pero Massa, al menos por ahora, no se ve en ese ring.

La irrupción de Pichetto en la provincia, un ensayo para medir repercusión y respaldos, supone el desembarco del club de los gobernadores en Buenos Aires distrito que, hasta acá, parecía reservado para Massa y/o Florencio Randazzo.

Pero con Massa silencioso y Randazzo hibernando, el PJ federal quiere moverse. Con ese objetivo se programa un encuentro para fines de agosto o principios de septiembre donde, a lo largo de una jornada -que podría girar en torno al municipalismo- pasarían Pichetto, Massa, Randazzo y Juan Manuel Urtubey.

Eduardo “Bali” Bucca, ex intendente y diputado es uno de los que teje ese armado junto a otros legisladores como el cordobés Martín Llaryola.

Intendentes del PJ en kla previa del acto de Unidad Ciudadana en Ensenada

Intendentes del PJ en kla previa del acto de Unidad Ciudadana en Ensenada

La cena del miércoles puede aportar definiciones genéricas y, como un encuentro de viejos amigos, ser más simbólica que práctica. Massa no cree que sea el momento de avanzar en definiciones políticas y seguirá con su menú de “crisis económica”.

Para los alcaldes será otra señal de que pueden moverse en bloque y dar un paso más en su objetivo de convertirse en los interlocutores inevitables para un armado peronista en la provincia. De hecho, con aviso o no, la charla con Massa tiene el visto bueno de Cristina que, por otro lado, se ramifica en otros espacios como el de Magario-Espinoza y el de Ferraresi-Secco, además de los intendentes del interior, entre ellos Francisco “Paco” Durañona.



Fuente