[ad_1]

Luego de la explosión en la Primaria Nº 49 de Moreno, la Provincia ordenó la revisión de las 275 escuelas del Distrito. Pero si bien los gasistas matriculados ya controlaron más de la mitad de los establecimientos, al día de hoy, domingo 12 de agosto, no hay certezas de cuándo volverían las clases, que fueron suspendidas por los directores tras el estallido que el pasado jueves 2 de agosto se cobró la vida de la vicedirectora Sandra Calamano y del portero Rubén Rodríguez,

A una semana de la explosión, la gobernadora María Eugenia Vidal publicó una carta abierta donde responsabiliza al Consejo Escolar de Moreno por la tragedia. Y dijo que el Intendente “recibió, en lo que va de la gestión, $ 275 millones” pero que “destinó la plata de las escuelas para pagar sueldos”.

Tras amenazas de muerte contra él y su familia, renunció el interventor del Consejo Escolar de Moreno

Mirá también

Tras amenazas de muerte contra él y su familia, renunció el interventor del Consejo Escolar de Moreno

Mañana lunes los docentes se reunirán para evaluar los pasos a seguir. Pero el viernes al mediodía la posibilidad de que los 115 mil alumnos de los 275 establecimientos escolares volvieran a las aulas era lejana, porque -según los directivos- en los edificios aún no están dadas las condiciones.

Según los registros que llevan los docentes, en la mayoría de los inspeccionados cortaron el gas por distintos problemas. “Y hay serias falencias de infraestructura”, explicó un director.

Homenaje a las víctimas de la explosión en el frente de la escuela Nº 49 "Nicolás Avellaneda", de Moreno. (Foto: Rolando Andrade Stracuzzi)

Homenaje a las víctimas de la explosión en el frente de la escuela Nº 49 “Nicolás Avellaneda”, de Moreno. (Foto: Rolando Andrade Stracuzzi)

Ante la incertidumbre en los plazos, los responsables de los colegios garantizan que los chicos no perderán el año, y mantienen las actividades de su “plan de contingencia”.

Moreno: se hundió el patio de una escuela

Mirá también

Moreno: se hundió el patio de una escuela

“Nosotros estamos en la escuela y entregamos actividades a los chicos para que tengan continuidad pedagógica desde sus casas”, dijo Sonia Beltrán, directora de la Primaria 57 y vice de la Secundaria 69. Los alumnos hacen las tareas, las entregan y luego reciben indicaciones para seguir con nuevos trabajos.

En cuanto a las inspecciones, un director que recibe reportes de los distintos establecimientos contó que en los 39 que le habían enviado habían cortado el gas. Una información similar manejaban en el sindicato docente Suteba. Según sus registros, hasta el jueves, en 105 de las 113 escuelas revisadas, los gasistas debieron interrumpir el servicio. La cifra no fue confirmada ni desmentida por el Ministerio de Educación bonaerense, donde anticiparon que no brindarán datos hasta que terminen de inspeccionar todos los establecimientos.En el Consejo Escolar, intervenido por la Provincia por irregularidades, tampoco dieron precisiones .

“Lo trágico es que no están arreglando el gas, sino sólo cortando”, señaló Pablo Fernández, de Suteba.

Más de 200 escuelas del GBA, con fallas de gas tras la explosión en Moreno

Mirá también

Más de 200 escuelas del GBA, con fallas de gas tras la explosión en Moreno

Y detalló que una de las peores actas fue la del Jardín 920, que dice: “Al abrir la puerta de acceso se detecta un fuerte olor a gas y se procede a cortar la llave de paso general, la cual no estaba cortando el servicio”. Ante esto, el técnico decidió anular los llamados “garrafones” o “chanchas”. Es que la mayoría de los problemas de gas se relacionan con fugas, fallas en las instalaciones, y falta de medidas de seguridad o ventilación.

“En nuestra escuela, el gasista clausuró el servicio con un cepo por las pérdidas. Pero falta que vengan de Infraestructura porque tenemos riesgo de derrumbe y problemas eléctricos. Hay otras que están peor”, aseguró Alejandra Zarlenga, de la la Primaria 81.

Los padres acompañan la preocupación de los docentes. “En la Escuela N° 34 de Trujúi hay pérdida de gas, estufas que no andan y filtraciones en el techo. No podemos mandar a nuestros hijos sabiendo el peligro al que se exponen”, denunció Elena, mamá de un alumno.

Debido al cierre de los edificios, los comedores escolares no estaban dando ese servicio. Los directores pidieron el envío de viandas, pero el único colegio que las estaba recibiendo era la Primaria 49.

[ad_2]

Source link

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS