El último partido oficial que se jugó en el estadio Tomás Adolfo Ducó fue el 12 de mayo entre Huracán y Boca por la última fecha de la Superliga. Empataron 3 a 3. El estado del campo de juego no era muy bueno en esos días. Hubo tiempo de sobra en el medio para ponerlo a punto, pero el césped en Parque de los Patricios para recibir el encuentro entre el local y River fue un verdadero desastre.

Pozos. Pasto seco. Líneas mal pintadas. Indigno de un escenario para albergar un compromiso de Primera División. Resultó no estar a la altura de la máxima categoría del fútbol argentino el terreno de la casa de Huracán.

No es de ahora el problema. Viene de arrastre. Todo comenzó el año pasado con una seguidilla de recitales a estadio repleto del grupo de rock La Renga. La banda de Mataderos dio seis shows entre julio y agosto y después de eso el pasto no pudo recuperarse más.

Es cierto que pasó más de un año de eso. Sin embargo, nunca le encontraron la vuelta para que volviera a relucir. El 27 de mayo pasado fue la Selección Nacional con Lionel Messi a la cabeza la que lo sufrió en carne propia en el entrenamiento a puertas abiertas que se realizó antes del Mundial. En esa oportunidad se notó al campo en pésimas condiciones y hasta Marcos Acuña casi sufre una lesión de gravedad en una de sus rodillas por culpa de esta situación.

Hubo un encuentro en estos meses de receso. No fue de Huracán. Se trató de un amistoso entre Olimpia de Paraguay y Bolívar de Bolivia por la Copa Paz del Chaco. Ocurrió el domingo 8 de julio y fue triunfo de Olimpia por 2 a 1.

Así y todo, lo que más llamó la atención antes de iniciar el cotejo de este domingo entre Huracán y River no fueron los múltiples pozos y las zonas secas pintadas de verde para generar un efecto visual. No. Lo peor fue que el círculo central estaba pintado de manera defectuosa. Lo mismo ocurrió con el semicírculo del área que defendió Marcos Díaz en el primer tiempo. Un césped muy lejos de dar la imagen que las autoridades de la Superliga argentina buscan mostrar al mundo del fútbol.



Fuente