[ad_1]

Estaba en el menú que Rogelio Frigerio propuso a los gobernadores para cubrir los 100 mil millones de ajuste del 2019. Aparecía como una de las medidas menos incómodas pero el anuncio de Economía aportó un dato menos aceptado: el recorte arrancó ya.

Para las provincias, la eliminación del Fondo Federal Solidario, conocido como “fondo sojero” porque se forma con parte de la recaudación por las retenciones a la soja, cubre “más de un cuarto” de los 100 mil millones de ajuste previsto para el 2019.

Así le dijo a Clarín el ministro de Economía de Córdoba, Osvaldo Giordano, que en paralelo alertó sobre dos puntos: que la reducción de fondos para las provincias arranca antes de lo previsto porque los decretos incluyen lo que queda del 2018 y que pegará fuerte en los municipios.

La cuenta es la siguiente. El 30% del fondo sojero se destina, por ley, a los municipios como destino específico para obras de infraestructura. A mano alzada, la cuenta da casi 8000 millones menos en 2019 para los más de 2.000 municipios del país.

Reunión de ministros de economía provinciales en la casa de Entre Ríos en julio pasado. Foto Néstor García

Reunión de ministros de economía provinciales en la casa de Entre Ríos en julio pasado. Foto Néstor García

Según el último dato que figura en el sitio del Ministerio de Hacienda Nacional, en el primer semestre del 2017 las provincias se repartieron 9,782,883,016. La más beneficiada, por la densidad poblacional, fue la provincia de Buenos Aires con más de 2.000 millones.

“Macri frenó el veto a los tarifazos atacando a los legisladores por modificar el presupuesto. Ahora destruye presupuestos de 2 mil municipios y 24 provincias”, apuntó Francisco “Paco” Durañona, intendente de San Antonio de Areco, que replicó un cálculo: que solo en lo que falta de 2018, los 135 municipios bonaerenses dejarán de recibir 1000 millones de pesos.

Ese punto es particularmente sensible porque pega sobre un punto clave: las obras de infraestructura, ya que esos recursos -que a nivel nacional para 2019 ascenderían a 8000 millones- están destinados a obras públicas locales.

Por la mañana, apenas trascendió la novedad, hubo contactos entre ministros de Economía y a la vez entre intendentes bonaerenses. Se espera para la tarde una mensaje unificado de los alcaldes opositores.

En julio, la Casa Rosada fijó en 300 mil millones el ajuste necesario para alcanzar la meta de, 1,3% de déficit en 2019. De ese monto, acordó hacerse cargo de 200 mil millones y que el resto lo absorban las provincias.

Los tres decretos de Nicolás Dujovne encajan en esa variable: implican, aseguran en las provincias, más de un cuarto de los 100 mil millones comprometidos.

Empezará, claro, una discusión sobre la “compensación” que anunció Nación al reducir los reintegros a la exportación de manera tal que aumentará la masa coparticipable.

Ante eso, las provincias tienen su respuesta y la basan en los propios argumentos que enumera Dujovne en el comunicado oficial de Hacienda: como bajó la presión impositiva, en buena medida por parte de las provincias, es posible reducir los reintegros a la exportación.

En las provincias ya hacen cuenta del daño fiscal. En San Juan, calculan que por mes, los municipios dejarán de recibir 100 millones de pesos. En Río Negro, calculan que el “costo” de esa medida será de unos 1.300 millones entre lo que queda de 2018 y el 2019.

En Córdoba, durante los primeros siete meses de 2018, ingresaron por el fondo, casi 1.400 millones. En tanto, para 2019, en la capital provincial el impacto negativo será de 200 millones.

[ad_2]

Fuente