[ad_1]

Los hinchas de Real Madrid extrañarán a Cristiano Ronaldo, su gran figura. Pero a los del Atlético también les faltará alguien importante. Diego Simeone, el entrenador y símbolo del conjunto colchonero, sigue suspendido por la UEFA y no podrá dirigir al equipo en la final de la Supercopa de Europa, el miércoles a las 16.

El Cholo, que fue sancionado por insultar a un árbitro en la ida de la semifinal de la Europa League ante el Arsenal, no podrá estar ni en el banco ni el vestuario.

El 4 de mayo, en Londres, al DT argentino se le salió la cadena y fue expulsado tras una fuerte recriminación al árbitro del partido y a sus asistentes.

Tras el encuentro, la Comisión de Control, Ética y Disciplina de UEFA le impuso cuatro partidos de suspensión: tres de ellos por los insultos al juez y uno más por las indicaciones que habría dado desde el palco una vez expulsado.

El artículo 69 del mismo Código Disciplinario ahora también se ocupa de ese último detalle. Ya no sólo los entrenadores sancionados deberán dejar el banco de suplentes, sino que tampoco podrán utilizar estrategias que eran habituales hace un tiempo, como comunicarse vía celular desde la platea con sus ayudantes y darles indicaciones.

Tras la sanción al Cholo, el Aleti presentó una cautelar pidiendo que el argentino pudiera estar presente en la final de la Europa League contra el Olympique de Marsella, pero el TAS ratificó el fallo de la UEFA y no dio lugar al pedido.

El Mono Burgos, asistente técnico del Cholo, será el entrenador en la final ante Real Madrid. EFE

El Mono Burgos, asistente técnico del Cholo, será el entrenador en la final ante Real Madrid. EFE

Este miércoles ante el Real Madrid será el tercer partido de suspensión que cumplirá Simeone. Podrá llegar con su equipo al Lillekula Stadium de Tallin, pero tiene prohibido compartir vestuario a lo largo de todo el partido. Ni siquiera podrá bajar en el entretiempo para dar indicaciones. Recién una vez terminada la final se reencontrará con sus jugadores.

Como siempre será Germán Burgos, su principal asistente, quien ocupe el lugar en el banco de suplentes. El Mono ya lo hizo en la final contra Olympique de Marsella y el Aleti gritó campeón 

El director técnico del Atlético de Madrid, Diego Simeone. AFP

El director técnico del Atlético de Madrid, Diego Simeone. AFP

El poder de la emoción

“La llegada de buenos futbolistas nos indica que tenemos mejores individualidades, que no quiere decir que después tengamos mejor equipo. Sin trabajo no se puede mejorar, esa idea la tenemos muy clara”, aclaró Simeone en rueda de prensa en la previa a la final.

“Lo que es importante es la emoción, la ilusión. A nivel emocional se puede resolver el partido. Y en ese rubro no me siento inferior”, agregó el Cholo.

Atlético de Madrid es uno de los equipos que más se ha reforzado en el mercado de pases, con la llegada del francés Thomas Lemar, el portugués Gelson Martins, el croata Nikola Kalinic, el colombiano Santiago Arias o los españoles Antonio Adán y Rodri Hernández. Aunque la mejor noticia llegó de la mano de la continuidad de su estrella, el delantero francés Antoine Griezmann.

[ad_2]

Fuente