[ad_1]

Hace casi cinco años, un accidente le cambió la vida: Michael Schumacher, de vacaciones en los alpes franceses con su familia, salió a esquiar el 29 de diciembre de 2013 en Meribel y sufrió una caída que lo dejó en coma. Ese estado se mantiene hasta hoy. 

En este tiempo, su lugar fue cambiando: después de dos internaciones -en la Clínica Universitaria de Grenoble (Francia) y en el Hospital Universitario de Vaud en Lausana-, en septiembre de 2014 pasó a ocupar una habitación acondicionada en su casa de Gland, en Suiza, junto al lago de Ginebra.

Corina Schumacher, la esposa del múltiple campeón de la Fórmula 1, tuvo que vender una cabaña al norte de Oslo, una mansión en Dubai, el jet privado del deportista y el mítico Ferrari F2000, en el que el alemán ganó su tercer título mundial, para costear estos años de cuidados domiciliarios. Y ahora fue ella la que resolvió un nuevo destino en la vida de su marido: Mallorca.

Así lo anunció la revista suiza L’Illustré este miércoles. La alcaldesa de Andratx, una pequeña localidad ubicada al suroeste de Mallorca, fue quien dio la noticia. “Puedo confirmar oficialmente que Michael Schumacher vendrá a instalarse en nuestro municipio y que aquí todo se está preparando para recibirlo”, argumentó Katia Rouarch.

Agregó que desconoce la fecha en la que se efectuará el traslado y que, como ciudadano europeo, Schumacher no necesita tramitar obligatoriamente un permiso de residencia, mientras que podrá mantener su domicilio fiscal donde la familia lo desee.

También los servicios de seguridad local han sido informados de la llegada del mayor ícono de la Fórmula 1, indicó Rouarch. En cambio, el alcalde de la localidad de Gland, Gérald Cretegny, dijo a L’Illustré no estar al corriente de nada.

En Andratx está ubicada la mansión que Corina compró recientemente. La casa en la que vivirá la familia, valuada en 30 millones de euros, le perteneció anteriormente al presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, según informó la edición dominical del popular diario alemán “Bild”.

La mansión que compró Corinna Schumacher en Mallorca.

La mansión que compró Corinna Schumacher en Mallorca.

Según la revista, que publica varias fotos -incluyendo algunas vistas aéreas- de la vivienda, ésta consta de una residencia principal de 3.000 metros cuadrados que se ubica en la parte central de un terreno de 15.000 metros cuadrados rodeado de murallas.

Rodean a la casa grandes jardines y dos piscinas, y también tiene dos dependencias separadas que servirían para el personal y los invitados. Está situada sobre un promontorio, una parte del cual deviene a un pequeño precipicio, lo que hace que la propiedad sea inaccesible para los paparazzi.

La mansión que compró Corinna Schumacher en Mallorca.

La mansión que compró Corinna Schumacher en Mallorca.

La publicación señala asimismo que en la elección de Mallorca influyó el hecho de que Schumacher acostumbraba disfrutar de sus veranos en la isla española, donde también pasa buena parte del año su hermano Ralf.

Tras el accidente que sufrió el expiloto en los Alpes franceses, su esposa y la portavoz de la familia, Sabine Kehm, administran toda la información en torno a él y mantienen una reserva estricta sobre su evolución. Nadie más allá de su familia y su círculo más íntimo sabe cuál es el estado actual de Schumacher. 

(Fuente: EFE)

[ad_2]

Fuente