[ad_1]

Sentada en un pasillo con su uniforme de policía y amamantando a un bebé. Celeste Ayala, agente de la Bonaerense, estaba de servicio en el hospital de niños de La Plata y al notar que el llanto del pequeño no paraba, pidió permiso para darle el pecho. La imagen, subida a las redes sociales por un compañero, se viralizó de inmediato.

“Quiero hacer público este gran gesto de amor que tuviste hoy con ese bebito, que sin conocerlo no dudaste y por un momento cumpliste cómo si fueras su madre , no te importó la mugre y el olor como los señores profesionales del hospital manifestaban”, escribió su compañero en un posteo de Facebook.

La chica se desempeña en el comando de patrullas de Berisso. Pero anoche se encontraba cubriendo un servicio adicional en el hospital de niños platense. Durante su recorrida por los pasillos, notó que un bebé lloraba insistentemente. Según le dijo a los médicos, su instinto materno le hizo sentir que el pequeño tenía hambre. Tras ser autorizada, comenzó a darle el pecho: el pequeño, contenido, dejó de llorar.

“Hoy 14 de agosto día de la mujer policía te pasaste compañera, Cele Ayala, oficial de policía CP de Berisso”, agregó en su posteo quien subió la foto. La imagen, que cosechó múltiples mensajes de elogio en las redes sociales, se viralizó a niveles exponenciales: sólo en Facebook fue compartida por más de 48 mil usuarios.

[ad_2]

Source link