[ad_1]

La joven que denunció por violación a un chofer de Uber que la había llevado hasta su casa de Villa Urquiza está en estado de shock y aún no pudo declarar ante la Justicia. Por esa razón, este jueves a la noche el acusado continuaba libre, aunque ya fue identificado. 

La denuncia es investigada por la jueza María Fontbona de Pombo, del Juzgado Nacional en los Criminal N°48, que dispuso el secreto de sumario. Fuentes de la Policía de la Ciudad confirmaron a Clarín que el conductor del Uber fue identificado pero que Fontbona de Pombo no emitió aún la orden para que sea detenido. Voceros del caso confiaron que el hombre se presentó ante la Justicia y que ya tendría asignado un defensor oficial

La víctima, de 24 años, permanecía este jueves acompañada de su familia, aún en estado de shock, por lo que no pudo ratificar la denuncia ante el juzgado. La pareja de la madre sería un Policía de Seguridad Aeroportuaria que sí dio su testimonio. 

La vida tras un abuso: "Me dejaron sola y este tipo está libre, puede violar a otras"

Mirá también

La vida tras un abuso: "Me dejaron sola y este tipo está libre, puede violar a otras"

La joven denunció que el miércoles alrededor de las 4.45 se tomó un Uber desde Palermo para regresar a su casa. Una vez en la puerta, el conductor le habría querido cobrar 2.500 pesos por el viaje. Como no tenía esa suma de dinero, ingresó a su domicilio a buscar plata y regresó con 650 pesos. En ese momento el chofer la habría violado dentro del Chevrolet Corsa que conducía.

Los investigadores necesitan la declaración de la joven para reunir pruebas que les permitan buscar el recorrido del auto a través de las cámaras de seguridad y del GPS de la aplicación. 

La investigación, que recién está en su etapa preliminar, quedó en medio de la disputa entre Uber y el gremio de los taxistas. Es que la Federación Nacional de Peones de Taxis, encabezada por Jorge Omar Viviani, emitió un comunicado para “solidarizarse” con la víctima y “repudiar” lo sucedido.

El comunicado de Uber.

El comunicado de Uber.

“El consejo directivo de la Federación Nacional de Peones de Taxis de la República Argentina pone en alerta a la ciudadanía una vez más a partir del hecho de violencia y abuso que sufrió una joven al emplear un servicio de transporte ilegal como es Uber. Lamentamos y repudiamos lo sucedido y nos solidarizamos con la víctima”, empieza el comunicado difundido este jueves, firmado por Viviani.

Y agrega: No se puede seguir exponiendo a los ciudadanos a estos hechos de inseguridad. En consecuencia, reiteramos nuestra alerta a la sociedad para que hechos como el señalado u otros no vuelvan a ocurrir”.

Desde Uber informaron que el chofer fue separado del servicio ante el llamado de la víctima, que denunció a su atacante apenas pudo hablar con sus padres. Según confirmaron a Clarín, el acusado fue identificado por la Policía luego de que la empresa aportara información de sus registros.

Fuentes vinculadas a la familia de la víctima informaron que algunos taxistas intentaron “usar el hecho y hacer bandera por su conflicto con Uber” y acercarse a la familia de la joven.  

En redes sociales los usuarios criticaron el “oportunismo” de Viviani y recordaron el caso de Manuela, una joven que fue víctima de un ataque sexual en abril de 2015 en un taxi de la empresa Premmium.

Fue Tito Franklin Escobar Ayllon (47) quien atacó a la joven en Villa del Parque. La chica había realizado la denuncia y aportado datos sobre el recorrido y la patente del taxi pero tardaron en identificarlo y el abusador escapó. Está prófugo hace más de tres años.

[ad_2]

Fuente