[ad_1]

En medio de un escenario enrarecido por las revelaciones de los cuadernos y empresarios arrepentidos, la caída de la actividad económica, el alza de la inflación y la eliminación del Fondo Sojero para bajar el déficit, el Gobierno retomó el esquema de reuniones bilaterales con los gobernadores de la oposición para consensuar el Presupuesto 2019. Este jueves cuatro mandatarios provinciales visitaron la Casa Rosada. “Nos sentimos más cómodos con esa dinámica, podemos concentrarnos mejor en sus números”, evalúan. 

El mendocino Alfredo Cornejo fue el único oficialista que pisó Balcarce 50. El titular de la UCR fue el único que fue recibido por el jefe de Gabinete Marcos Peña. El ministro del Interior Rogelio Frigerio también participó del encuentro y fue la única constante de las 4 reuniones. El encuentro sirvió para poner al tanto al jefe del radicalismo de la estrategia de la Casa Rosada. En la última reunión de la mesa política de Cambiemos se había consensuado la idea cohesionar el frente oficialista.

El ex titular del Banco Ciudad también recibió a su coprovinciano, Gustavo Bordet. El ministro de Hacienda Nicolás Dujovne -que estuvo reunido con el presidente Mauricio Macri- se sumó a la mesa para interiorizarse en los números de Entre Ríos. También estuvieron el secretario de Provincias y Municipios, Alejandro Caldarelli, y el ministro de Economía provincial Hugo Ballay. Bordet y Dujovne firmaron la compensación de deuda que tenía Entre Ríos con el gobierno nacional. 

Domingo Peppo también estuvo reunido con Frigerio

Domingo Peppo también estuvo reunido con Frigerio

El chaqueño Domingo Peppo -de buena relación- con el Ejecutivo fue otro de los gobernadores que pisaron la Casa Rosada. Mientras el gobernador visitaba se acercaba a la Rosada, su vice y enemigo íntimo Daniel Capitanich asistía a la reunión del restablecido Consejo del PJ.

Omar Gutiérrez, de Nequén completó el póker de gobernadores en la Rosada. La senadora Lucila Crexell -que responde a Gutiérrez- manifestó que es necesario acordar un presupuesto, para que el gasto del Ejecutivo sea menos discrecional. “Estamos avanzando en un contexto complicado. Nadie quiere perder recursos. Es el presupuesto más difícil de acordar de los últimos 30 años. También es el primero en el que se baja el gasto de forma real más de un punto del producto, y estamos tocando músculo, porque la grasa ya la limpiamos”, reflexionaron en el Ejecutivo.

En el Gobierno había preocupación por la reunión de gobernadores peronistas con Sergio Massa y Miguel Pichetto que finalmente quedó stand by. “No sirve en este contexto adelantar una discusión que es para el año que viene”, afirmaban.

Gustavo Bordet, Rogelio Frigerio y Nicolás Dujovne, el jueves en Casa Rosada.

Gustavo Bordet, Rogelio Frigerio y Nicolás Dujovne, el jueves en Casa Rosada.

En el Ejecutivo hay confianza en que las últimas medidas económicas y el recorte del fondo sojero fueron bien recibidas por el mercado. Sin embargo, evitan mostrarse demasiado optimistas en la negociación por el Presupuesto. “Hubo una sobreactuación de parte de algunos gobernadores. Provincias como La Rioja y San Juan, por ejemplo, no tienen ley de coparticipación provincial y el Fondo Sojero como el de Vivienda en realidad se usaban para cubrir el gasto corriente. Hay mucha hipocresía”, señalaron. Varios gobernadores recurrirán al Congreso y a la Justicia para intentar dar marcha atrás la medida. 

Sí rechazaron que planeen avanzar sobre el 5% IVA coparticipable, como temían los ministros de Economía de las provincias que se disponían a reunirse este jueves en la Casa de Salta. “No podemos tocar una ley”, reflexionaban algunas voces en el Gobierno. Otros, en cambio, lo relativizaron. “Es una medida que todavía está arriba de la mesa: no descartamos que el Presupuesto vaya emparchado con otras leyes“, matizaron. 

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS