El pedido de los especialistas en derechos humanos de la ONU, es que el gobierno cese toda criminalización, persecución y acoso contra dirigentes religiosos, y en contra de las actividades de derechos humanos y sus familiares.

De acuerdo a la información de las Naciones Unidas, Tran fue detenido en abril de este año y fue torturada y advertida a dejar de promover la libertad de religión. Después de este hecho, fue puesta en libertad y detenida otras veces por las autoridades vietnamitas.

“Nos preocupa que los repetidos arrestos y la continua detención de Tran sea el resultado de su trabajo pacífico en derechos humanos y en el ejercicio de sus derechos fundamentales, un hecho que constituye una detención arbitraria”, dijeron los expertos.

La solicitud es para que Tran tenga libertad “incondicional” y también para que Vietnam respete el derecho de las comunidades religiosas. El mismo texto también pide la liberación del pastor que fue detenido en 2011 por ser el director de la Iglesia Alianza Luterana de Vietnam-Estados Unidos, que es considerada por las autoridades como “anti-gobierno” y “anticomunismo”.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS