Algunos establecimientos capitalinos que abrieron sus puertas desde las 8 para invitar a los niños y padres a sumarse a la propuesta de talleres, juegos y apoyo escolar. Además, se sirve un refrigerio para compartir.

 

Las escuelas de verano son parte de un programa del Ministerio de Educación de la Provincia y del Consejo General de Educación y en cada edición, se fijan los ejes de trabajo comunitario.

 

Este año el objetivos de las escuelas de verano es fortalecer los contenidos con clases de apoyo y también promover espacios para la realización de actividades deportivas y recreativas desde el arte.

 

Por ello, todas las escuelas tendrán espacios de plástica, manualidades y música, entre otros.

 

“Lo que buscamos es aprovechar este espacio distinto del tiempo formal de clases, para que los niños puedan desarrollar su creatividad desde la pintura, el dibujo y la música y también habrá charlas comunitarias sobre prevención de enfermedades transmitidas por Aedes”, contaron desde el Ministerio de Educación.

 

Este año 32 establecimientos integran el Programa Escuelas de Verano. Para la selección de las instituciones, cada escuela presentó un proyecto de trabajo donde se hizo hincapié en reforzar los contenidos que aprenden los chicos durante el año y el desarrollo de talleres que permitan la expresión y la creatividad de los chicos.

 

Las escuelas invitaron a los padres a llevar a sus chicos para que participen de las actividades que son gratuitas y están a cargo de docentes.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS