[ad_1]

Hace 20 años que vivo en Buenos Aires. Llegué con una enorme valija a Retiro para hacer, durante seis meses, una beca periodística. Al finalizarla, decidí quedarme. Estoy convencida de que lo que me trajo hasta acá fue algo mucho más grande que la motivación profesional: descubrir una historia familiar tapada durante décadas por el silencio. Un silencio que me marcó para siempre y del cual hoy quiero librarme.