[ad_1]

“¿Cómo se crece?”, le pregunta el entrevistador al entrevistado. Entonces éste suspira y contesta: “Luchando, luchando día a día, en realidad”. El diálogo es un extracto del programa MateriaBiz TV y fue emitido a principios de 2014 por la señal de cable Metro. Puede encontrarse en YouTube y, hoy por hoy, supera el interés del reportaje a un empresario “emprendedor”. ¿La razón? El entrevistado es Antonio Ruiz (57), uno de los principales implicados en el caso de narcolavado conocido como “Café de los Angelitos”.

Seguramente la causa por lavado de dinero narco es la principal preocupación judicial de Ruiz, detenido el 29 de septiembre y liberado el 17 de octubre tras ser procesado, aunque sin prisión preventiva. Pero según pudo chequear Clarín no es la única: desde 2016 el empresario pilotea un reclamo legal de la actriz y cantante Cecilia Rossetto, quien lo acusa de usar ilegalmente la marca “Rojo Tango”.

Cecilia Rossetto y un afiche de su próxima presentación del espectáculo "Rojo Tango", en San Telmo.

Desde 2005, con ese nombre, Ruiz promociona y vende- a casi 300 dólares la entrada- un exclusivo show en Puerto Madero. El problema es que Cecilia Rossetto- de reconocida trayectoria en el ámbito tanguero- tiene registrada esa misma marca (N° 2.741.149) desde el 2000 y actualmente presenta su espectáculo “Rojo Tango” en el Centro Cultural Torcuato Tasso, en el barrio de San Telmo.

A Rossetto ya le molestaba bastante que alguien más usara su marca. Por eso recurrió a la Justicia y fue a una mediación obligatoria en la que no logró ninguna respuesta de la contraparte. Pero ver el nombre de su show en la sección Policiales de los diarios, asociado al narcotráfico, le colmó la paciencia y la preocupó mucho. Tanto así que, según pudo chequear Clarín, posteó una extensa aclaración en su perfil público de Facebook.

Mirá también

El abogado acusado de lavar dinero para narcos colombianos ya había estado preso

Ni yo ni mi ‘Rojo Tango’ tenemos nada que ver con las personas o los hechos objetos de investigación penal. Por el contrario, estoy reclamando judicialmente el uso indebido de mi ‘Rojo Tango’ por parte de los nombrados. Sin perjuicio del resultado de aquellas actuaciones, ahora agregaré al reclamo los perjuicios que me están provocando material y espiritualmente los recientes sucesos”, dice el documento, con claro lenguaje judicial, que Rossetto difundió en la red social el pasado 2 de octubre.

Cecilia Rossetto y su descargo en Facebook por el nombre del espectáculo "Rojo Tango".

En el reportaje televisivo, Ruiz -actualmente embargado en 100 millones de pesos- explica su éxito en el negocio del espectáculo y se muestra particularmente orgulloso del show “Rojo Tango” que, desde hace más de 10 años, maneja en el sector de Cabaret del Hotel Faena, en Puerto Madero. No es para menos: allí cuenta con unos 100 lugares y cada entrada -con traslados y cena show incluidos- cuesta 290 dólares (260 si se paga en efectivo).

Dirigido a un público de turismo internacional con mucho dinero y agasajos corporativos, el nombre de “Rojo Tango” pasó de las marquesinas al expediente judicial. Su mayor problema es el hecho de que en 2011 la firma Tango Suite S.A. (que explota la marca) tuvo como accionista al colombiano José Piedrahita Ceballos, detenido en su país acusado de narcotraficante.

En el expediente de narcolavado, Ruiz aparece estrechamente ligado al colombiano y, sobre todo, a Mateo Corvo Dolcet, el empresario que se señala como principal socio argentino de Piedrahita Ceballos.

“En cuanto a la firma Tango Suite S.A, también de Ruiz, -que explotaba el espectáculo ‘Rojo Tango’ en uno de los salones del Hotel Faena- fueron 20.000 las acciones adquiridas por Piedrahita Ceballos a Ruiz que al año 2011 fueron valuadas por la AFIP en 33.198 pesos”, se lee en el procesamiento firmado la semana pasada por el juez federal de Morón Néstor Barral.

Operativo. Se hizo en el Café de los Angelitos en septiembre pasado. Foto Guillermo Rodriguez Adami

Tango Suite S.A. tiene su sede social en la avenida Rivadavia 2064, a apenas unos metros del Café de los Angelitos, porque Ruiz también controlaba ese café a través de la sociedad Club Montserrat S.A.

Mirá también

Una causa que vincula a la familia de Pablo Escobar y a un ex futbolista de Boca

De acuerdo a la documentación secuestrada en la causa, en junio de 2012 Ruiz le recompró sus acciones de “Tango Suite” (“Rojo Tango”) a Piedrahita Ceballos en 650.000 dólares, el doble de lo que las habría pagado el colombiano un año antes. Sin embargo, la Justicia aun no está segura de que esta operación no fuera una más que las idas y vueltas comerciales que los acusados hacían para ocultar el origen de los fondos e ingresarlos en el mercado legal como inversiones legítimas.

Por el momento, los números de ambas sociedades no presentan irregularidades. Por eso sus cuentas no fueron congeladas para alivio de las decenas de trabajadores, mozos, técnicos, bailarines y cantantes, que quedaron en el medio de una historia que nunca imaginaron.

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS