Adiós al cartel “Solo efectivo”. A partir de mañana, los comercios y todas las categorías de monotributistas están obligados a aceptar tarjetas de débito como medio de pago, así como también tarjetas prepagas no bancarias u otros medios equivalentes.

Esta fecha límite surge del cronograma que fijó la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) en febrero de 2017 para aplicar la obligatoriedad del uso de medios electrónicos como formas de pago a comercios, empresas, profesionales y monotributistas que vendan al consumidor final, según la sección a la que pertenece la actividad y el monto total de Ingresos Brutos anuales.

Mañana, con el vencimiento del plazo para las categorías más bajas de monotributistas -A, B, C, D y E-, todos los negocios tienen que aceptar pagos con tarjeta de débito desde los $10 en adelante.

Quienes incumplan esta normativa pueden recibir multas de entre $300 y $30.000, y clausuras de entre 3 y 10 días. Los consumidores, en tanto, pueden denunciar a los comercios que no acepten pago con tarjetas.

“Nuestra filosofía es ‘el que avisa no traiciona’”, había indicado el extitular del ente recaudador Alberto Abad cuando informó el 2 de este mes que todavía un 20% de los comercios no tenía instalado el sistema de lectores de tarjetas (POS).

“Hace un año, la mitad de los comercios y monotributistas no tenían el sistema. Se está empezando a producir el cambio. Hay más bancarización, pero aceptar solo efectivo es un tema cultural de la Argentina”, agregó Abad.

La AFIP ofreció una serie de incentivos para facilitar la instalación de los POS y beneficios tales como un recorte a la mitad en las retenciones por IVA y Ganancias que el organismo realiza para todas las operaciones con tarjeta de débito.

En un año, de enero de 2017 al mismo mes de 2018, la cantidad de POS instalados pasó de 660.000 a poco más de un millón; es decir, aumentó un 66%, según los últimos datos disponibles de la Cámara de Tarjetas de Crédito y Débito (Atacyc).

Asimismo, Todo Pago mPOS, la marca de dispositivos de Prisma Medios de Pago que permite a un profesional cobrar su trabajo desde un celular, anunció que a medida que se fue acercando la fecha límite impuesta por la AFIP hubo récord de pedidos por parte de monotributistas.

“Durante 2017, hemos vendido más de 100.000 dispositivos Todo Pago mPOS y en marzo, por la exigencia de AFIP, hemos recibido muchísimos pedidos de monotributistas”, dijo Santiago Benvenuto, gerente de desarrollo de nuevos negocios de la empresa.

La apuesta por generalizar la opción de pago con débito deriva de la ley N° 27.253 que estableció la devolución del 15%del IVA de la canasta básica de alimentos a jubilados que cobran el haber mínimo y beneficiarios de planes sociales.
Se instala, pero no se usa

Si bien la cantidad de POS instalados aumentó un 66% en el último año, el número de transacciones creció solamente un 10%, mientras que el volumen de dinero operado se incrementó un 37,1%.

Es que tener implementado el dispositivo no garantiza que se use. Los argumentos más comunes son: “El sistema está caído”, “no hay Internet” o “no hay rollo de papel para efectuar el ticket”. Asimismo, hay muchos comercios que ofrecen un 10% de descuento si la compra se realiza en efectivo.

Como anticipó LA NACION en diciembre, en promedio, cuando alguien cobra con tarjeta de crédito o débito $100, recibe en su cuenta bancaria $89,7 que pueden demorar en acreditarse hasta 18 días, según datos de la procesadora de pagos Increase. Y de eso, $21 corresponden al IVA que debe reintegrarse a la AFIP.

El principal multiplicador de los costos es el modo en el que se calculan los impuestos y retenciones, ya que lo hacen sobre el total de la facturación, que ya tiene incluidos el impacto de los impuestos, como el IVA, y los cargos que cobra la operadora. Entonces, el comercio termina recibiendo retenciones a cuenta por una facturación que no es pura, si no que está inflada por el IVA y las comisiones.

Según datos de Prisma, el costo del servicio de los POS para el teléfono es de 3,49% para tarjetas de débito y de 3,99% para las de crédito en una cuota. Además, el tiempo de pago es de 48 horas hábiles para débito y de 10 días hábiles para crédito.

En tanto, la empresa La Pos, que también pertenece al grupo Prisma Medios de Pago, una terminal para vender con tarjetas de crédito, débito, recargables y regalo, cuesta $299 + IVA por mes.

Por su parte, el año pasado el Banco Central implementó el sistema de Pago Electrónico Inmediato, que permite pagar con una transferencia inmediata de cuenta a cuenta de comprador a vendedor, que es completamente gratuita para las dos partes, y se pueden realizar con la misma tarjeta de débito.
Buscan más bancarización

El crecimiento de los pagos electrónicos

Implementación

De enero de 2017, al mismo mes de 2018, creció un 66% la cantidad de dispositivos POS (terminales) instalados, pero su uso solo avanzó 10% en el número de transacciones y 37,1% en el volumen de operaciones, según datos de la Cámara de Tarjetas de Crédito y Débito (Atacyc)

Gastos

En promedio, de la facturación total que realiza un comercio, un 5,48% es el costo de cargos de bancos, tarjetas y servicio de POS; mientras que un 4,82% pertenece a otros cargos, percepciones y retenciones que aplica la AFIP. Así, al bolsillo del vendedor la facturación llega con un descuento total del 10,3%

Con el celular

Según datos de Prisma, la empresa propietaria del sistema Visa en 2017 procesó más de $4000 millones a través de dispositivos Todo Pago mPOS, que permite a un profesional cobrar desde un celular. Vendió más de 100.000 unidades

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS