Después de los aumentos en el gas y en el transporte , llegó el ajuste en las naftas y el gasoil. Las encargadas de dar el primer paso fueron las petroleras Axion, dueña de aproximadamente un 12% del mercado, y Shell, que desde las 0 horas aumentaron un 4,5% en promedio los precios de sus combustibles. La remarcación de sus pizarras también se extiende por las provincias, con valores variables.

En el mercado descuentan que YPF, dueña de más del 55% del mercado y el resto de las compañía sigan más temprano que tarde el camino que iniciaron Axion y Shell. Se supo de fuentes cercanas que las empresas analizaban aplicar aumentos, aunque aún no los habían definido. La Nación.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS