El director de Educación Permanente de Adultos, César Capaia, comentó que en Misiones hay 82 escuelas para jóvenes y adultos y otras 33 del Programa Pepa Eva que permite a las personas cumplir con su formación educativa.

Capaia habló de los motivos que llevan a los adultos a volver a las aulas y de la importancia de completar esta instancia educativa. “Nuestros alumnos adultos vienen a la escuela porque quieren, no necesariamente porque se les obliga”, señaló el funcionario, a lo que agregó: “a diferencia de los niños, ya que a ellos nosotros los levantamos, le damos el desayuno, la ropita, la mochila y hay que ir a la escuela”. En cambio, con la franja etaria de adultos, que de alguna manera ha quedado relegada, por deserción, cuestiones sociales  o de traslado, no ha podido culminar sus estudios. En ese sentido, Capaia, afirmó que “esta es una gran oportunidad para que todas aquellas personas, que por una de estas causas u otras no lo han hecho, puedan hacerlo”.

En cuando a los motivos por los cuales los adultos deciden volver a la escuela y terminar sus estudios tienen varias facetas, el funcionario detalló que “mucha gente que han quedado relegada o por algún motivo, no terminaron sus estudios, buscan una terminalidad, ya que no leen, no escriben, no suman, no restan, y hoy tienen una problemática por la informatización, porque desde concurrir a un cajero automático hasta una simple operación vía internet, requiere básicamente de un conocimiento”.

Además, dijo que “ellos no solamente concurren a la escuela por una terminalidad, sino que en la escuela hay una amplia gama de talleres que ofrecemos dentro de la modalidad, por ejemplo, peluquería, corte y confección, informática, electricidad, reciclaje, hay una innumerable cantidad de talleres”, explicó y agregó que “hablando del margen de inclusión dentro del ámbito educativo, esto abre un paradigma diferente para la gente que no terminó, ya que hoy por hoy no alcanza con tener el séptimo grado, la gente no busca solamente esa terminalidad sino que busca más allá. Hoy es un mundo competitivo, desde un profesional hasta un simple jornalero, por ejemplo, puede ser abogado, contador o médico, pero si no es competente se lo va descartando”, dijo.

“Empecé estudiando desde primer grado, ahora estoy cursando la secundaria”

El director de Educación Permanente de Adultos compartió con este medio algunos testimonios de actuales alumnos adultos que decidieron continuar estudiando y hoy pueden contar sus experiencias:

María del Carmen Maciel, de 58 años, señaló: “estoy terminando mi primaria, estoy viniendo hace 3 años en la Escuela para Adultos Nº 28, en Tambor de Tacuarí y Aguado. Acá hay mucha contención de parte de los profesores y la directora. Yo tengo la idea de seguir con los talleres”, contó e invitó a todas las personas que no hayan terminado la primaria a que lo hagan.  En tanto, Mariela, de 38 años, dijo que “hace 4 años que empecé a estudiar, pensaba que era imposible, por la edad que tengo y pensaba que no era capaz  de poder estudiar, pero empecé la escuela de adultos hace cuatro años terminé la primaria y ahora estoy en la secundaria, quiero terminar este año y estoy contenta porque soy capaz”.

María, por su lado expresó que decidió empezar el colegio de nuevo, “ya que empecé a cobrar un plan donde me exigen terminar el colegio y la verdad que me siento muy bien con ello”.

Rosa, otra de las alumnas adultas, de 43 años, contó que “estoy estudiando en la Escuela 68 a la noche, y la verdad es un hermoso colegio. Todos los que estamos allí conformamos una gran familia y les invito a las personas que no terminaron de estudiar a que aprendan a leer y escribir, ya que es una herramienta fundamental en la vida de todo ser humano, y a parte cuentan con talleres que a todos nos va a servir, capacitarnos nunca está demás”.

De su lado, Andrea, de  45 años y dos hijos, señaló: “empecé estudiando desde primer grano en la Escuela de Adultos 68, ahora estoy cursando la secundaria en el SISTEP, en la misma escuela, donde además  estudio Tejido en la misma escuela. Para mí es un logro muy importante haber empezado a estudiar, es una satisfacción muy grande haber terminado la primaria y este año, si Dios quiere, termino la secundaria. Les invito a todos a que se acerquen a terminan sus estudios, o a cursar un taller, que es muy importante para nuestro desempeño”.

Por último, otra de las alumnas adultas subrayó: “Dice un dicho que querer es poder, por eso siempre tenemos que estar positivas y seguir con nuestros sueños para adelante, no importa la edad que tengamos, siempre hay un día nuevo y un mundo nuevo para descubrir. Todas podemos, todas somos capaces, todas podemos, todas tenemos que seguir para adelante como mujeres luchadoras, como madres, para que nuestros hijos el día de mañana y cuando nos pregunten algo, poder darnos el gusto de poder enseñarles y compartir cosas con ellos. Me encanta lo que hago, me encanta estudiar, y bueno, les animo a todos que sigan estudiando y los que no que empiecen”.

Luego de estos testimonios, Capaia destacó que “la verdad que hay personas que jamás pensaron que iban a continuar estudiando, hay gente que van a clases con sus hijos porque no tienen con quien dejarlos, pero siguen yendo, logran sus objetivos”, a la vez que  invitó a todos aquellos que tengan una Escuela de Adultos o un programa Pepa Eva cerca de su casa, “se acerquen, nosotros estamos con las puertas abiertas siempre, queremos lo mejor y más esta franja etaria, que muchas veces no solamente necesitan educación sino la contención, de la charla, del ida y vuelta todos los días”, puntualizó.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS