Oscar Alarcón, diputado provincial, autor de la iniciativa, señaló que busca de ese modo crear un marco regulatorio “para que toda la gente que quiera donar alimentos en buen estado y aptos para consumir lo pueda hacer”.

Indicó que la norma incluirá “también a los alimentos enlatados de supermercados, o que están cerca del vencimiento o con algún daño en el empaquetado por lo que no se comercializa”.

Explicó el diputado que el Banco de Alimentos hará que el Estado sea el que acopie, y haga el control bromatológico “para garantizar que esté en condiciones de ser consumido”. También se encargará de la distribución en comedores, familias que lo requieran o diferentes fundaciones.

Alarcón puntualizó que “también está garantizado que la comida no sea mal utilizada en cuanto a la distribución por parte del Banco de Alimentos”. Explicó que  se creará un registro de quienes pretendan donar los alimentos. Y se instrumentará un método de trazabilidad, para que el donante conozca donde fue entregado el producto”.

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS