[ad_1]

“No sabemos nada de los delincuentes pero la Justicia dice que está todo encaminado”, contó el tío de Iván Gregorio Echeverría, asesinado en Lomas de Zamora cuando quisieron robarle su moto nueva. El hombre habló durante el velatorio de su sobrino, mientras los dos asesinos del chico de 18 años siguen prófugos y son intensamente buscados.

El crimen de Iván desató la bronca de los vecinos de Lomas de Zamora, donde aseguran que no se trató de un caso aislado y denuncian que “hace un mes que la zona está liberada”. El caso ocurrió en la esquina de Juan XXIII y Euskadi, en Lomas de Zamora, en el sur del Conurbano, a las 5 del sábado pasado.

Esa madrugada trágica, Iván paró a cargar nafta en una Shell ubicada en Juan XXIII y Madrid.

Entró a robar a una casa y había tres policías: lo mataron de seis balazos

Mirá también

Entró a robar a una casa y había tres policías: lo mataron de seis balazos

Hizo unos pocos metros cuando dos motochorros que merodeaban la zona se le pusieron a la par y lo amenazaron con un arma para robarle la moto.

Iván tenía dos trabajos: en la panadería de la familia y en un reparto de comida.

Iván tenía dos trabajos: en la panadería de la familia y en un reparto de comida.

Fue Esteban, el tío de la victima, quien relató ante TN cómo fueron los últimos minutos de vida de Iván. “El de atrás se bajó, se subió a su moto y, cuando quiso salir, se le quedó. Él le pegó con el casco dos veces y fue entonces que le dispararon”.

Hijos de la inseguridad: la reacción de los chicos ante los asaltos

Mirá también

Hijos de la inseguridad: la reacción de los chicos ante los asaltos

El tiró ingresó por el pecho de Iván y lo mató casi en el acto. Su cuerpo quedó tendido en el asfalto al lado de su Yamaha XTZ azul, la moto que los asesinos no lograron llevarse y que la víctima se había comprado hacía muy poco.

El caso ocurrió en Juan XXIII y Euskadi, en Lomas de Zamora, a las 5 del sábado pasado.

El caso ocurrió en Juan XXIII y Euskadi, en Lomas de Zamora, a las 5 del sábado pasado.

Según Esteban, su sobrino tenía dos trabajos: a las 8 entraba a la panadería familiar y por la tarde hacía delivery para una casa de comidas. Por eso, después de haber ahorrado un largo tiempo, Iván decidió cambiar la moto por una más grande.

El pizzero al que le robaron 16 veces y quisieron secuestrar

Mirá también

El pizzero al que le robaron 16 veces y quisieron secuestrar

El papá le pidió que no cambiara la moto, le recomendó que se comprara un auto y le dijo: ‘Yo te ayudo’”, recordó Esteban. Pero Iván eligió una Yamaha XTZ azul y lo mataron cuando quisieron robársela. La había comprado una semana antes del crimen.

Mientras los dos asesinos de Iván son intensamente buscados por la Policía, los familiares del chico lo recordaron esta mañana durante el velatorio en el que lo despidieron: “Jugaba al fútbol, iba del trabajo a su casa, era un chico honesto. Le apagaron la luz a un pibe de 18 años”.

[ad_2]

Fuente