[ad_1]

La moneda brasileña volvió a derrapar y esta vez superó la marca de los 4 reales por dólar. Con la cotización de este martes emparejó con el máximo valor que había alcanzado en febrero de 2016, poco antes del impeachment contra la ex presidenta Dilma Rousseff. Una vez sobrepasado ese nivel, con el cierre a 4,035, la trepada de la divisa estadounidense también se debió al proceso bautizado como “stop loss”, es decir, la necesidad de frenar pérdidas. Los analistas financieros dijeron que a partir de esa suba se produjo una presión fuerte sobre el Banco Central para que venda sus reservas.

Letreros. Para agarrarse la cabeza, nada menos, por el valor del dólar y la influencia de la incertidumbre electoral. EFE

Letreros. Para agarrarse la cabeza, nada menos, por el valor del dólar y la influencia de la incertidumbre electoral. EFE

En los medios políticos se afirma que estas turbulencias se originan en el escenario electoral. Especialmente luego de las dos encuestas publicadas el martes, una de la Confederación Nacional del Transporte con el Instituto MDA y la otra de Ibope. Ambas son prestigiosas, con un buen nivel de aciertos en el pasado. Lo que dicen ahora estas encuestas es que el ex presidente Lula da Silva subió en las preferencias de los votantes. Con su 37% supera al segundo, Jair Bolsonaro, que se consolidó con 19%. En esas circunstancias, les da miedo que, en el segundo turno el próximo 28 de octubre, vayan a competir Lula o su representante, es decir su vice Fernando Haddad, con el diputado ultraderechista Bolsonaro. Si se mantiene la tendencia estable vista hasta hoy, quien quedaría irremediablemente afuera sería el “preferido de los mercados”, el ex gobernador de San Pablo Geraldo Alckmin, colocado en carrera por el Partido Socialdemócrata de Brasil, el PSDB.

Un ultraderechista se afirma en los sondeos  ante el encarcelado Lula da Silva en Brasil

Mirá también

Un ultraderechista se afirma en los sondeos ante el encarcelado Lula da Silva en Brasil

Tal vez los miedos de los financistas sean excesivos. Aun en el supuesto caso de una final entre Haddad y Bolsonaro, ni uno ni otro irán a desarrollar políticas de confrontación con “los mercados”. Bolsonaro es un conservador con raigambre económica en la escuela de Chicago, como lo demuestra el economista que lo asesora Paulo Guedes. Si triunfara, tendría al Ejército cuidando sus espaldas y en teoría esto le permitiría gobernar con un duro programa de ajuste.

En cuanto Haddad, el ex ministro de Educación de tres gestiones del Partido de los Trabajadores, seguirá la línea que marque su padrino político, Lula, hoy preso en Curitiba. Y como es sabido, por la experiencia de 8 años de administración del país, Lula no es proclive a molestar al sistema. No por casualidad tuvo durante sus 8 años de gobierno al ex titular del Banco Central, Henrique Meirelles, hoy devenido presidenciable por el Partido del Movimiento Democrático de Brasil.

Industria: una vela para Brasil pero sin evitar la caída

Mirá también

Industria: una vela para Brasil pero sin evitar la caída

De cualquier manera, la propaganda electoral recién comenzó el día 16 de este mes. Y es difícil medir su impacto. El ex gobernador Alckmin todavía tiene chances de arrebatar los votos que hoy van para su contrincante de la derecha, Bolsonaro. Aun cuando esté en un punto muy bajo en las encuestas, lejos en cuarto lugar con su 7%, existe una posibilidad de reposicionamiento. Tal vez pueda llegar a la segunda vuelta. En ese caso podría competir con Haddad.

Los analistas políticos, como Raymundo Costa, están aprensivos. Recuerdan que en 2010 el ex candidato José Serra, también socialdemócrata, tuvo más tiempo de exposición en TV que su contrincante, Dilma Rousseff. Pero ella le ganó ampliamente. Y no fue por su capacidad de seducir a las grandes masas sino por tener atrás a Lula. Alckmin llegó a la segunda vuelta en 2006, claro que contra Lula nada pudo hacer. Ahora conspira contra él su pertenencia a un partido en crisis, como el PSDB, y una alianza con ocho partidos de centro que nada hacen por él.w

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS