[ad_1]

Puede parecer una noticia pequeña para el común de la gente, pero un hecho vital para gendarmes, prefectos e incluso policías: las tres fuerzas federales tendrán a partir de ahora la misma caja de retiros y jubilaciones, lo cual significará un cambio esencial para sus integrantes.

El decreto se acaba de conocer, aunque fue firmado por la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, el 16 de agosto último. En la práctica lo que hace es resolver que gendarmes y prefectos pasen a contribuir a la Caja de Retiros, Jubilaciones y Pensiones de la Policía Federal. Es decir, se unificará todo en un mismo lugar.

Según explicaron a Clarín en el Ministerio de Seguridad, en una presentación en la que estuvieron los jefes de las tres fuerzas federales -Néstor Roncaglia (Policía), Gerardo Otero (Gendarmería) y Eduardo Scarzello (Prefectura)- y sus segundos, se eligió la Caja de la Policía porque viene desempeñando esta tarea desde hace 72 años y hasta hoy se ocupa de las jubilaciones y retiros de un total de 14 organismos diferentes (la Policía de la Ciudad y la Secretaría de Inteligencia, por ejemplo). 

Los integrantes de las fuerzas de seguridad requieren de una caja por la particularidad de sus regímenes laborales: tributan el 11% de sus salarios aún después de retirados o jubilados. Una vez que salen del servicio activo, siguen pagando jubilación. 

La Caja de la Federal tenía, hasta este decreto, 60 mil aportantes y 56 mil beneficiarios, lo cual le daba una relación de 1,24 contribuyentes por cada retirado. A partir de este cambio, la misma Caja tendrá 130 mil aportantes y 85 mil beneficiarios, lo cual lleva esta tasa a 1,54.

En el Ministerio explicaron que este cambio llega como parte de un “saneamiento” de gastos que vienen realizando desde hace dos años, que incluye por ejemplo ahorros en las compras y que ya logró la bancarización de todos los pagos jubilatorios que hacía la Caja. Era un movimiento de 30 millones de pesos (con la fusión serán 48 millones) que antes se hacía de forma física.

Aconsejan que los jueces rosarinos usen chalecos antibala y se muevan en autos blindados

Mirá también

Aconsejan que los jueces rosarinos usen chalecos antibala y se muevan en autos blindados

“Esto es parte de nuestra filosofía de ‘cuidar a los que nos cuidan’. Prefectura y Gendarmería dependían de una cuenta pública para cobrar (o no) sus jubilaciones, algo que no era lo mejor porque dependían del presupuesto”, señaló Bullrich. “Antes de llegar a esto también hicimos un blanqueo de lo ingresos no contributivos que tenían los agentes federales, porque cuando los tenían en negro perdían mucho dinero al jubilarse”, agregó. “Así, los gendarmes que se retiraban hasta 2015 sólo cobraban el 35% de su sueldo en actividad. Ahora se van con un 70% y hasta un 80% en los casos de oficiales superiores”.

Esa diferencia entre salario en blanco e ingresos nos retributivos fue lo que generó, en 2013, un casi levantamiento de los gendarmes, que reaccionaron ante la eliminación de aquellos extras. 

El jefe de la Prefectura, Eduardo Scarzello, opinó que se trata de una iniciativa “muy favorable” para sus agentes. Gerardo Otero, de Gendarmería, señaló que es “un antes y un después para los gendarmes, que antes vivían con la incertidumbre de cómo se jubilarían, con qué ingresos y con que salario”. Y agregó: “Ahora tenemos futuro”.

Néstor Roncaglia, jefe de la Policía Federal, remarcó que la Caja “ha sido siempre bien administrada” y destacó: “Esto nos va a dar tranquilidad a todos para estar enfocados en el trabajo”.

Cristian Ritondo: "Hubo un intento de copamiento de la Casa de Gobierno"

Mirá también

Cristian Ritondo: "Hubo un intento de copamiento de la Casa de Gobierno"

En la presentación, en la que también participaron el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco; y Gerardo Millman, de la Unidad de Coordinación General, se comentó que están trabajando para mejorar el acceso a la obra social que tienen gendarmes y prefectos -es IOFA, la de las Fuerzas Armadas- y para facilitar el crédito a los agentes federales. Hoy suelen quedar atrapados por entidades que les venden en cuotas pero a tasas casi confiscatorias y les cobran por medio del “código de descuento” del recibo de haberes. Esto implica deudas que muchos oficiales no pueden controlar y que derivan en una sobrecarga de horas extras para pagarlas. “Estamos viendo de recomprar deuda para refinanciar, estamos analizando el endeudamiento”, señaló Alberto Föhrig, secretario de Formación del Ministerio. Burzaco agregó que están estudiando, en relación a estas presiones, las tasas de suicidios.

Cayó uno de los prófugos más buscados de Chubut: el ladrón de mujeres

Mirá también

Cayó uno de los prófugos más buscados de Chubut: el ladrón de mujeres

Al mismo tiempo, el Ministerio está viendo la posibilidad de firmar acuerdos con el Banco Nación para facilitar los créditos a los oficiales federales y con organismos que puedan allanar el acceso a viviendas -cupos en el Procrear, por ejemplo- y a alquileres sin necesidad de garantías.

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS