[ad_1]

Una menor ha sido secuestrada, violada y torturada durante un mes en un pueblo de Marruecos por un grupo de al menos 13 jóvenes, según ha denunciado este martes la Asociación para el desafío de la igualdad y la ciudadanía.

Ocho de los agresores ya han sido detenidos, mientras que la policía busca a otros cinco, según dijo a la agencia EFE la fundadora de la asociación, Buchra Abdu, tras haber obtenido la información del entorno de la víctima. También el diario Al Ahdaz al Magrebiya recoge este martes la información, con datos coincidentes.

En Corea del Sur, denunciar una violación puede ser un delito

Mirá también

En Corea del Sur, denunciar una violación puede ser un delito

Violación por turnos y tortura

Los jóvenes mantuvieron secuestrada a la joven en una casa de Ulad Ayad (provincia de Beni Melal, centro de Marruecos), donde la violaban por turnos, además de quemarla con cigarrillos y gravar insultos con algún objeto punzante sobre distintos lugares de su piel. Fue la madre la que hizo la denuncia, al parecer después de que su hija fuera liberada.

Aunque la desaparición y el secuestro tuvieron lugar antes del mes de Ramadán (es decir, a principios de mayo), la familia no puso inmediatamente una denuncia, lo que según Abdu se explica por el miedo que la policía despierta entre muchos habitantes de las regiones rurales.

La asociación va a personarse como parte civil en la defensa de la menor, y tiene previsto proveer un abogado, además de tratamiento psicológico para la víctima ante “uno de los sucesos más salvajes que me ha tocado ver”, dijo Abdu.

Tras una ola de violaciones, en India contratan a eunucos y transexuales como custodios

Mirá también

Tras una ola de violaciones, en India contratan a eunucos y transexuales como custodios

Un caso que recuerda a “La Manada”

La noticia tuvo impacto en España, donde un grupo de cinco jóvenes conocido como “La Manada” (por el nombre de su grupo en Whatsapp) violaron durante las fiestas de San Fermín a una joven de 18 años, en la entrada de un edificio en Pamplona.Los hombres fueron detenidos y llevados a juicio.

La sentencia, a final de abril, provocó una oleada de protestas feministas sin precedentes en España. Los acusados fueron condenados a nueve años de prisión cada uno por un delito de abuso, pero quedaron absueltos del delito más grave, el de agresión sexual.

Los jóvenes, todos originarios de Sevilla, penetraron sucesivamente a la joven, se grabaron a sí mismos con sus teléfonos móviles y desataron una tormenta social que dio alas al movimiento feminista en todo España.

La justicia los puso en libertad provisional bajo fianza en junio a la espera de que se estudien los recursos presentados contra su condena.

A principios de mes uno de los jóvenes fue arrestado por robar un par de anteojos.

Fuente: agencias

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS