[ad_1]

Tremenda ilusión es la que siente José Jesús Navas, ingeniero venezolana (41) residente en Argentina hace un año y medio. Es que este hombre de la localidad de Anzoátegui, casado y con un hijo, asistirá a la Jornada de Orientación para Ingenieros Venezolanos que se hará esta tarde, a las 17, en la Dirección Nacional de Migraciones. En la ponencia, organizada en conjunto con el Centro Argentino de Ingenieros, y con la presencia de empresas provinciales, se buscará “crear sensibilidad para con profesionales extranjeros”, acercando ofertas laborales y buenas condiciones de vida en distintos lugares del interior del país, buscando desconcentrar la población migrante calificada que se asienta en Capital y cercanías.

Venezuela devalúa un 96% el bolívar, según las nuevas cifras del Banco Central

Mirá también

Venezuela devalúa un 96% el bolívar, según las nuevas cifras del Banco Central

Según datos provistos por la UTN, la Argentina logra sacar sólo un nuevo ingeniero cada 6.300 habitantes por año. Países desarrollados como China titulan a uno cada 2.000 y Alemania uno cada 2.300. Este dato sumado a que en los dos últimos años de los 44.000 inmigrantes venezolanos que llegaron a la Argentina, 4.000 son ingenieros, contribuyó a que se acelerara esta Jornada Orientativa con el objetivo de “recopilar información sobre las provincias donde se detecte la necesidad de mano de obra calificada, en este caso ingenieros”.

“Es un paso inicial, pero no hay nada concreto en torno a la posibilidad real de conseguir un trabajo. No queremos alentar falsas expectativas a nuestros compatriotas, aunque sí se trata de un primer paso”, advierte Douglaska Carrasquero, miembro de la ONG Ingenieros Venezolanos en Argentina, que hace saber que “el auditorio de la Dirección de Migraciones sólo permitirá el ingreso de unos 120 ingenieros y sabemos que en la Argentina somos miles”.

Venezuela amanece con menos ceros y paralizada

Mirá también

Venezuela amanece con menos ceros y paralizada

“Trabajé en un supermercado chico de lunes a lunes, doce horas por días, por 7.000 pesos. Y luego en una empresa de limpieza, de lunes a sábados”, describe José Jesús Navas, ingeniero de petróleo, que renunció a un puesto de gerente hace dos años, cuando por cuestiones políticas, sociales y de seguridad abandonó “la imposible Venezuela”, califica.

Rómulo Parra, ingeniero mecánico, abandonó la ciudad de Trujillo hace tres meses “debido a la insostenible situación que impone el gobierno de Maduro”. Vino con su mujer y sus dos hijos, viven en un ambiente en Mataderos y Parra trabaja en un lavadero de autos doce horas por día. “No iré a trabajar mañana (por este miércoles) porque soy optimista de que este puede ser el puntapié inicial de una gran oportunidad. Sólo esperamos la sensibilidad de las empresas del interior para que entiendan que somos profesionales dispuestos a viajar adonde sea para hacer lo que amamos”.

Ya son dos las provincias que evalúan llamar a médicos venezolanos para cubrir sus vacantes

Mirá también

Ya son dos las provincias que evalúan llamar a médicos venezolanos para cubrir sus vacantes

Tanto Navas como Parra coinciden en la necesidad de la “ayuda de Migraciones” para acelerar los trámites para conseguir el documento, que demoran entre cinco y seis meses, “lo que disuade a las empresas a la hora de contratar personal venezolano”.

“Llegamos con una mano atrás y otra adelante, pero ahora confiamos más en poder trabajar como ingeniero, porque provincias como Mendoza, Neuquén o Chubut necesitan profesionales y en esas zonas, no hay especialistas argentinos”, concluyen.

“Apostamos a trabajar en forma integrada con colegas argentinos”

Esperanzas. “Tenemos expectativas para esta primera jornada”, dicen los ingenieros venezolanos.

Esperanzas. “Tenemos expectativas para esta primera jornada”, dicen los ingenieros venezolanos.

Hace un año, la venezolana Douglaska Carrasquero decidió inaugurar la ONG Ingenieros Venezolas en Argentina. Lo hizo junto a un grupo de compatriotas con “el sueño de insertarnos laboralmente en este país, integradamente con colegas argentinos”, anhela la joven ingeniera, de 28 años, nacida en Maracaibo, y que vive en el país desde marzo de 2017.

La jornada de orientación para migrantes, que se realizará este miércoles, “no es el umbral a un trabajo, sino una aproximación para saber qué requisitos necesita un venezolano para poder trabajar en el país. Todo lo que vive políticamente mi país ha movilizado a un gran caudal de profesionales hambrientos de conseguir un empleo afin a sus estudios realizados”, hace saber Douglaska, quien hoy está desempleada.

En Migraciones

Este miércoles, a las 17, en el Auditorio Fabián Benedetti, de la Dirección Nacional de Migraciones, se desarrollará la Primera Jornada de Orientación para migrantes venezolanos en la Argentina, actividad dirigida sólo a ingenieros desempleados. El encuentro contará con una introducción, en la que tomará la palabra Horacio José García, Director Nacional de Migraciones y, luego, Horacio Cristiani, presidente del Centro Argentino de Ingenieros, que se referirá a “las oportunidades de la ingeniería en nuestro país”. También se brindará información y lugares donde existe demanda de mano de obra, dando a conocer zonas y provincias necesitadas de gente calificada, como así también medidas facilitadoras para extranjeros, residencia, reválida de títulos.

[ad_2]

Source link

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS