[ad_1]

“Pararon una camioneta adelante justo cuando estacionábamos… no sé si era una entradera o querían el auto. Yo iba con mi hijo encima y mi mujer al lado, con el otro nene. Cuando vi que el ladrón nos apuntaba, le pegué el grito a mi señora para que se subiera, y aceleré”, contó esta mañana Maximiliano, un vecino de Berazategui que fue víctima de un violento intento de asalto en la puerta de su casa.

El hecho ocurrió el viernes 17 por la noche, minutos después de las 21, en calle 134 entre 14 y 15. La familia volvía a su casa en su Ford Focus cuando una pick up se les cruzó por delante y un delincuente se bajó, armado, para ir directamente con el auto. Apuntó, justo cuando la mujer y uno de sus hijos estaba por bajarse.

Un segundo apenas demoró la decisión de Maximiliano, que aceleró y salió de la situación, con un altísimo riesgo pero en defensa de su familia. Incluso pudo pasar por un costado de la camioneta, que estaba detenida a metros delante suyo, cruzada sobre la calle.

El drama del pizzero al que le robaron 16 veces y ahora quiere cerrar su negocio

Mirá también

El drama del pizzero al que le robaron 16 veces y ahora quiere cerrar su negocio

“No me importó nada, vi que la camioneta quiso cerrarme, pero pasamos. El que estaba armado terminó a centímetros de la ventanilla, le agradezco que no haya disparado. Era 50 y 50. Algunos me dicen que hice una locura, pero si me quedaba nadie me garantizaba que no nos dispararan”, agregó.

El hombre contó que unas dos semanas atrás también su familia sufrió un intento de asalto, al escuchar que desconocidos llegaron hasta el frente de la calle y comenzaron a patear la puerta principal. “Tengo las cámaras, veo cada vez que hay un hecho así. Pero pienso en los que no tienen las cámaras y no salen en la tele. Hay uno o dos casos por día. La Policía viene, está atenta al llamado, pero el hecho sería prevenir esto”, reclamó.

De este intento de asalto, que quedó filmado por las cámaras de seguridad de su propia casa, Maximiliano no hizo denuncia. De todos modos, tomó intervención la fiscal Silvia Borrone, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada 4 de ese distrito judicial.

“Ahora mi hijo mayor, de 4 años, me pregunta por qué hay gente mala, que nos apunta con un arma. Ya fueron dos avisos, no voy a esperar a un tercero”, dijo y admitió que analiza mudarse: “Me avisaron dos veces. ¿Qué voy a esperar? ¿La tercera?”, cerró Maximiliano.

[ad_2]

Fuente