[ad_1]

Disfrutar. Si hay una palabra que puede definir el presente de Facundo Bosch, sin dudas ésta sería la elegida. Cada corrida, cada tackle, cada contacto con la ovalada. Disfruta hasta cuando habla de Malcolm Marx, el crack sudafricano que seguramente tendrá enfrente el sábado, en el estadio Malvinas Argentinas. “Es un jugadorazo, de los mejores del mundo pescando, muy completo en ataque y en defensa. Pero quiero disfrutar golpearlo y jugar”, asegura antes de lanzar una sonrisa.

La intensa práctica de Los Pumas acaba de terminar en las instalaciones del club Liceo, en Mendoza. Pero si al jugador nacido hace 27 años en Necochea le dijeran que debe seguir un par de horas más, no tendría ningún inconveniente. Porque vive un sueño que hasta hace muy poco tiempo, por culpa de la restricción a jugadores “europeos”, parecía imposible.

La felicidad de Facundo Bosch, en Mendoza. Foto: Fotoreporter

La felicidad de Facundo Bosch, en Mendoza. Foto: Fotoreporter

La UAR flexibilizó esa medida y abrió una pequeña puerta por donde entró Bosch al plantel de Los Pumas. “La verdad es que pensé que una convocatoria estaba lejos, así que trataba de no pensar demasiado”, jura el hooker del Agen francés, que se convirtió en el segundo jugador que milita en un club europeo en poder regresar a la Selección, siguiendo los pasos de Juan Figallo.

Por eso el que surgió de CUBA no esconde su sorpresa cuando habla de la convocatoria que recibió por parte del cuerpo técnico liderado por Mario Ledesma.

“Siempre está la ilusión, las ganas, el sueño. Pero jugando en Europa y con las restricciones, lo veía un poco difícil”, cuenta el primera línea que sólo disputó dos caps con la Selección en 2016, en un torneo sudamericano.

“Sabía que se había flexibilizado (la restricción), pero estaba muy tranquilo, tratando de hacer las cosas bien en el club. Por suerte llegó la citación”, afirmó Bosch, quien además relató cómo le llegó la noticia. “Me llamó el manager de Los Pumas y también me avisó Reggiardo, mi entrenador en Francia. Sabía que estaba la posibilidad y con el tiempo se fue dando”, agregó con emoción.

Los Pumas se entrenan en Mendoza para recibir a Sudáfrica. Foto: Fotoreporter

Los Pumas se entrenan en Mendoza para recibir a Sudáfrica. Foto: Fotoreporter

¿Para qué servirá la posibilidad de integrar a algunos jugadores de clubes europeos? Contesta Bosch: “Para darle competencia a los chicos de Jaguares, que por ahora tienen una sola franquicia. La posibilidad de tener otros jugadores es bueno para el grupo. Que llegue gente nueva y no ver siempre las mismas personas. Siempre es lindo tener recambio. Ojalá que a los que nos toque estar sumemos para el equipo”.

El hooker de 1,80 metro fue convocado ante la baja por lesión de Julián Montoya y será el relevo del capitán Agustín Creevy en el duelo ante Sudáfrica por la segunda fecha del Rugby Championship.

“Todavía no sé si juego o no, por eso no tengo claro si sería como un nuevo debut o en mi caso un debut en un test match. Si toca, bienvenido. Voy a tratar de disfrutarlo lo máximo posible y darle el equipo lo que tengo”, aseguró el hombre que se vestirá la camiseta argentina por primera vez desde 2016.

El poderoso seleccionado sudafricano será un rival mucho más exigente que los que enfrentó Bosch hace dos años (Chile y Uruguay). Y tras la derrota en Durban en el debut, el hooker analizó lo que debería pasar en Mendoza para cambiar la historia. “Sudáfrica es un equipo muy físico, que hace bien las cosas simples. Pero si mejoramos el primer tackle podemos sacar el partido adelante”, comentó. Y sobre su rol en el equipo, reconoció que “acomodarse al sistema después de estar alejado un tiempo es complejo y hay pequeños ajustes que sólo el tiempo te puede dar, pero el plan de juego es claro”.

Crece la expectativa

El interés por el partido entre Los Pumas y Springboks crece mientras se acerca el día del partido. Desde la Unión de Rugby de Cuyo confirmaron que ya se vendieron 20 mil entradas para el cruce programado para el sábado, desde las 16.10, en el estadio Malvinas Argentinas.

Varios de esos hinchas tendrán la posibilidad de saludar a los jugadores de la Selección Nacional, que se sacarán fotos y firmarán autógrafos a los fanáticos en la puerta del hotel donde se concentran.

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS