[ad_1]

Martin Campaña (6): Tuvo poco trabajo, apenas una jugada en la que defendió bien su palo izquierdo. Antes y después se mostró muy seguro para salir jugando con los pies o sacando largo cuando fue necesario.

Fabricio Bustos (5): No sufrió demasiado en la marca, pero con la pelota progresó poco, en general chocó mas de la cuenta.

Emanuel Brítez (6): Aprobó un examen complicado, entrando casi sobre la hora al equipo titular y como primer zaguero central. Firme en la marca y tranquilo con la pelota. 

Guillermo Burdisso (6): Se lo vio más seguro que en el partido ante Newell’s y sus escaladas aéreas en cada balón detenido generaron peligro.

Gastón Silva (5): Volvió al lateral ante la lesión de Sánchez Miño. Se excedió en alguna patada y aportó poco en ataque.

Francisco Silva (7): Parado como único volante de marca logró equilibrar la zona y además fue quien más llegó al arco rival con dos remates desde lejos que obligaron a buenas atajadas de Vanderlei. El mejor en un Independiente bastante apagado en lo individual.

Francisco Silva pelea por el balón con Gabriel, durante el encuentro de ida ante Santos, en el Libertadores de América. (Photo by Juan MABROMATA / AFP)

Francisco Silva pelea por el balón con Gabriel, durante el encuentro de ida ante Santos, en el Libertadores de América. (Photo by Juan MABROMATA / AFP)

Ezequiel Cerutti (5): De mayor a menor. Arrancó encendido, pícaro para provocar infracciones y capaz de desbordar por derecha. Se fue apagando con los minutos. No parece estar aún para los 90 pero asoma como una variante de ataque valiosa.

Maximiliano Meza (5): Jugó detrás de Gigliotti pero no encontró su lugar de peso cerca del área y al retroceder perdió importancia. Como todo Independiente, Meza también extrañó a Martín Benítez.

Maximiliano Meza, uno de los hombres que  Independiente extrañó en la ida ante Santos.  (Juan MABROMATA / AFP)

Maximiliano Meza, uno de los hombres que Independiente extrañó en la ida ante Santos. (Juan MABROMATA / AFP)

Pablo Hernández (6): Su zurda mejora las jugadas, las embellece,  aunque no termine de conducir al equipo. Igual, ilusiona. Un refuerzo de jerarquía.

Braian Romero (5): Entusiasta, mejor cuando cambió de lado y logró desbordar por derecha. Le faltó terminar con éxito alguna intervención.

Braian Romero controla el balón ante el asedio de Víctor Ferraz, en el Libertadores de América (EFE/David Fernández)

Braian Romero controla el balón ante el asedio de Víctor Ferraz, en el Libertadores de América (EFE/David Fernández)

Emmanuel Gigliotti (5): Voluntarioso también. No le llegó juego y trató de aportar con movilidad. Tuvo una clarísima y la tiró por arriba de zurda. Los hinchas lo bancaron notablemente en esa acción, demostrando que se metió en la gente con goles y esfuerzo.

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS