[ad_1]

Las primeras horas del miércoles se vieron sacudidas en el fútbol sudamericano por otro supuesto caso de la mala inclusión de un jugador, tal como había ocurrido hace unas semanas con Deportes Temuco (hizo jugar al argentino Jonathan Requena, quien había sido inscripto por Defensa y Justicia en la primera fase de la Copa Sudamericana) ante San Lorenzo. 

Ahora, el que quedaba en el centro de la escena era Santos de Brasil luego de enfrentar a otro equipo argentino: Independiente. Y el jugador en cuestión es el uruguayo Carlos Sánchez, ex River. 

Carlos Sánchez, durante el choque de ida ante Independiente. (Foto: EFE)

Carlos Sánchez, durante el choque de ida ante Independiente. (Foto: EFE)

La última vez que Sánchez había jugado en un torneo de Conmebol fue en la Copa Sudamericana 2015 con la camiseta del club de Núñez. Sucedió el 26 de noviembre de ese año cuando River quedó eliminado con Huracán en Parque Patricios por las semifinales. Y Sánchez se fue expulsado. 

Sin embargo, en el Comet (el software que utiliza la Conmebol para el registro de jugadores), no está indicado que Sánchez tenga que cumplir una fecha de suspensión, a pesar de que después fue transferido a Rayados de Monterrey y hasta este martes a la noche no había vuelto a jugar en un torneo organizado por la máxima entidad sudamericana de fútbol. 

Ese es el as en la manga que tiene Santos para presentar como defensa. Y es por eso que ya hizo circular una captura de pantalla en la que dice que Sánchez tenía una fecha de suspensión pero que no le quedaba ninguna por cumplir (dada la amnistía que hubo a principios de 2016). 

Desde el club brasileño aseguran que estuvieron atentos a esa ficha y lo utilizarán como argumento para defenderse y no perder el partido contra Independiente. Este documento, de todos modos, contrasta con la notificación que la Conmebol le envió a River en diciembre de 2015 en la que afirma que Carlos Sánchez había sido suspendido por tres partidos. En teoría, la amnistía redujo a la mitad las penas impuestas, por lo que el uruguayo tendría todavía una fecha por cumplir. Más allá del as que Santos se guarda en la manga con la ilusión de rechazar cualquier reclamo.

  

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS