[ad_1]

En los últimos meses las reuniones se suceden prácticamente a diario. Enfatizan sus propuestas, reclaman mejoras con urgencia, buscan multiplicar voces. Tomaron caminos distintos pero pusieron el foco en la problemática que los aqueja. Aspiran a un cambio para alcanzar ese salto de calidad en el gremio que los nuclea, que al mismo tiempo parece ignorarlos. Son los entrenadores que se animaron a formar dos listas opositoras para presentarse a las elecciones y desplazar a la actual conducción de la Asociación de Técnicos de Fútbol (ATFA) que lidera Victorio Cocco.

El conflicto estalló a mediados de mayo. La Dirección Nacional de Asociaciones Sindicales del Ministerio de Trabajo de la Nación suspendió el proceso electoral que se había puesto en marcha para que el 30 de junio se renovaran las autoridades. El dictamen basó su resolución en las graves irregularidades detectadas e impugnan incumplimientos y arbitrariedades de los plazos y en las garantías para que la oposición pudiera presentar su propia nómina de candidatos.

Se tomó en cuenta el expediente N° 1-2015-1.794.505/2018 tramitado luego de la denuncia que había presentado Juan Manuel Callelo, afiliado a ATFA y miembro de la “Agrupación Federal Directores Técnicos” (AFDT). Es la lista que conduce Ricardo Caruso Lombardi e integran Omar Labruna y Roberto Pasucci, entre otros.

Se expuso la falsificación de documentos públicos, con la presentación ante el Ministerio de Trabajo de un padrón en el que no aparecían numerosos entrenadores que están en plena actividad como Marcelo Gallardo, Ricardo Zielinski y Ricardo Caruso Lombardi, y figuraban otros que habían fallecido hace más de una década como Juan Manuel Guerra, Juan Carlos Lorenzo, Rogelio Domínguez, Carmelo Simeone, Fernando Arean, Elmer Banki y Néstor de Vicente.

Como responsables se involucró a Miguel Lemme, Pablo Goglino y José Stagliano, los integrantes de la Junta electoral designados por el cuerpo directivo de ATFA. Días después, la Dra. Karina Palacio -titular de la Dirección Nacional de Asociaciones Sindicales y a través del Departamento de Coordinación Técnica Administrativa- vetó la realización del Congreso General, al que asistirían los representantes de las 26 secciones nacionales.

Victorio Cocco es el secretario general desde fines de 2000 y lidera la lista oficialista “Azul Grana”. Era el secretario adjunto y ocupó el cargo tras el fallecimiento de Juan Carlos Giménez, quien había sido elegido en abril de 1986. En esta gestión lo acompañan José Ubeda (adjunto), Guillermo Guzmán (gremial e interior), José Magliolo (tesorero) y Norberto Callipo (protesorero) con Enrique Borrelli, Abel da Graca, Juan Carlos Cárdenas y Juan Carlos Piris de vocales. Si es reelecto, sumará a Salvador Pasini.

A fines de 2017, se había formado un núcleo duro denominado “Dirigir”, que tenía por líderes a Oscar Garré, Gustavo Alfaro y Caruso Lombardi y buscaba . Discusiones internas en los métodos y la forma de encarar la acción provocaron la división.

Al momento de suspenderse las elecciones se había presentado solo una lista opositora. Es “Técnicos Unidos Argentinos” que bajo el lema “Honestidad para el cambio” postula a Jorge Brandoni, Angel Jorge Mamberto, Gabriel Farías y Julio Vázquez en los puestos principales. Cuenta con el apoyo de Néstor Gorosito, Oscar Garré, Gustavo Zapata, Jorge Borelli, Reinaldo Merlo, Víctor Marchesini, Omar Píccoli, Omar de Felippe, Claudio Biaggio y Flavio Zandoná.

Caruso Lombardi armó “Agrupación Federal Directores Técnicos, lista 26” acompañado por Omar Labruna, Roberto Passuci y Mariano de la Fuente, y está dispuesto a presentarse como la mejor alternativa.

Lo concreto es que el 11 de agosto se cumplió el mandato estatutario de la actual conducción. ATFA quedó acéfalo porque el martes la Justicia, mediante el fallo del juez Claudio Fabián Loguarro, del Juzgado Nacional de Primera Instancia del Trabajo N° 38, rechazó la medida cautelar interpuesta por Cocco (representado por el abogado Claudio Calabressi) para mantenerse en funciones. Ahota todo quedó en manos del Ministerio de Trabajo, que designará la Comisión Normalizadora para regularizar y convocar otra vez a elecciones.

¿Quién es quien?

# VICTORIO NICOLAS COCCO (72 años)

Secretario General va por la reelección, lista oficialista “Azul Grana”.

“No llegó ninguna notificación y trabajamos normalmente, no hay cosas raras. Es un sindicato chico, pasamos todos los controles y cumplimos los requisitos legales de AFIP y Superintendencia de Salud”.

“Está vigente el Convenio Colectivo de Trabajo, hay una Obra Socialy una Mutual impecables, no tenemos deudas y se compraron dos propiedades. Se federalizó el curso con 35 escuelas, una capacitación virtual y una paritaria con un aumento del 100% para los entrenadores de la Superliga y el 60% para el Ascenso. El que quiere trabajar debe estudiar. No regalamos títulos”.

“Ya depuramos el padrón. Fue una jugada de gente lamentable que ni vale mencionarlas. Algunos ni son afiliados, solo actuaron así para perjudicarnos y hacernos daño”.

# RICARDO CARUSO LOMBARDI (56 años)

El referente de la lista 26 “Agrupación Federal Directores Técnicos”.

“Pusimos la cara y aceleramos las denuncias. La intervención debe regular el gremio y lograr que todos se empadronen. Ni yo figuro y hace 24 años que me sacan plata. Queremos una votación limpia y transparente. Nos perjudicó la división. Que se haya presentado otra lista quiere decir que se avaló un padrón irregular. Si habilitaban las elecciones, perdían por goleada. La actual conducción tenía todo digitado”.

“No dejan participar, no hay voz ni voto. Estamos desamparados. Trabajamos por los técnicos del ascenso, por los del interior que realmente la pasan mal. Este es un momento bárbaro para dignificar la profesión y no ser más bastardeados”.

“Éste es un tira y afloje con Cocco. Me ninguneó y me calenté. Se la seguí a muerte y le gané la pulseada”.

# JORGE ALBERTO BRANDONI (62 años)

Líder de la agrupación opositora “Técnicos Unidos Argentinos”.

“Hay unos 16 mil DT en el país, pero no todos realizaron el curso. Formarse lleva tiempo y dedicación. Hoy trabaja cualquiera. Aspiramos a una buena capacitación para equiparar condiciones. Vamos a generar una bolsa de trabajo para que todos trabajen. Hay una diferencia entre quienes trabajan en Capital y Buenos Aires con el interior”.

“Queremos una Obra Social de calidad con cobertura nacional y abogados propios que realmente defiendan nuestros derechos. Las escuelas dejaron der ser formativas, solo favorecen la recaudación”.

“Buscamos presencia ante los técnicos de todas las categorías. Entender su problemática, si perciben los sueldos o les depositan la jubilación. Hay mucho trabajo en negro. Nos sentimos desprotegidos ”.

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS