[ad_1]

“Una decisión administrativa del Poder Ejecutivo Nacional, que se hará efectiva en septiembre, dispuso que el CONICET reciba 500 millones de pesos para completar su presupuesto para lo que queda del año”, dijo a Clarín este miércoles Jorge Aguado, a cargo de la Secretaría de Planeamiento y Políticas del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación.

El anuncio llega después de que alrededor de 240 directores de institutos nucleados en el CONICET -en total son 266 instituciones- firmaran una carta para advertir que ese organismo se encontraba “en emergencia total”. “El CONICET está al borde de la parálisis”, sostuvo el comunicado, y sumó: “A esta altura del año 2018 los institutos han recibidos, a cuentagotas, cuotas presupuestarias que contienen una reducción nominal significativa respecto a los montos recibidos en 2017. Con estos presupuestos que no alcanzan para pagar servicios públicos, garantizar la limpieza y seguridad de las instalaciones ni para realizar reparaciones y mantenimiento básico de equipos científicos, los institutos no pueden subsistir”.

Es en ese contexto, y luego de que científicos e investigadores se manifestaran frente al Congreso la semana pasada, Aguado anunció esa partida presupuestaria extraordinaria. “Alcanza para garantizar el funcionamiento del CONICET: les comunicamos a los directores de los institutos que se queden tranquilos porque esto cubrirá las paritarias, las becas y la ejecución de los proyectos en marcha”, dijo el funcionario.

La elite científica argentina advierte que el CONICET está al borde de la parálisis

Mirá también

La elite científica argentina advierte que el CONICET está al borde de la parálisis

“En años anteriores también hubo que hacer reajustes al presupuesto anual que se había estipulado, y estos 500 millones de pesos serán para afrontar la última parte el año”, agregó Aguado. Según sostuvo, el presupuesto anual original para 2018 fue de 13.000 millones de pesos y alrededor del 95 por ciento de esa suma se destina a salarios. “Es de público conocimiento que hubo inflación y devaluación, y es por eso que se necesitan reajustes”, aseguró.

El comunicado, firmado por científicos cuyas investigaciones han tenido resonancia a nivel mundial, también advertía que los salarios de investigadores y becarios son de los más bajos de la región: según el texto, un becario post-doctoral -es decir, un graduado universitario con dedicación exclusiva- percibe un salario menor a los 24.000 pesos. En ese contexto, la carta sostuvo que “es imposible evitar un nuevo éxodo de investigadores altamente capacitados”.

Consultado sobre qué respuesta espera por parte de la comunidad científica, dijo: “Siempre hay quienes creen que es necesario que haya más recursos. Las veces que fue necesario un reajuste en el presupuesto, se hizo”. El anuncio del incremento de los recursos llegó después de que esa comunidad científica se manifestara en la calle y a través de una carta.

[ad_2]

Source link

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS