[ad_1]

“Fue un grupo de violentos que quieren defender privilegios de otra época”, así definió un funcionario de María Eugenia Vidal a los trabajadores del Astillero Río Santiago que realizaron una protesta el martes, que derivó en un grave enfrentamiento con la Policía en La Plata luego de que los manifestantes intentaran ingresar a la Gobernación.

Desde el Gobierno bonaerense criticó duramente a la Asociación de Trabajadores del Estado, junto a sindicatos de izquierda, que encabezaron la protesta. Y apuntaron a Mario Secco, intendente k de Ensenada, quien tiene un curioso antecedente con la Casa de Gobierno provincial.

“No vamos a echar a ninguna persona, que era lo que ATE decía. Y Secco, que ya irrumpió la Legislatura el año pasado, ahora vuelve a conducir una manifestación violenta“, afirmó Federico Suárez, ministro de Asuntos Públicos, en diálogo con radio Mitre.

La referencia del funcionario bonaerense es al episodio ocurrido a fines de diciembre de 2017, cuando el jefe comunal K ingresó con una patota al recinto de la Cámara de Diputados provincial, durante el tratamiento de reformas en el régimen previsional bonaerense para interrumpir la sesión.

Mario Secco interrumpe la sesión de Diputados bonerense para impedir tratar las reformas propuestas por la gobernadora bonaerense (Mauricio Nievas)

Mario Secco interrumpe la sesión de Diputados bonerense para impedir tratar las reformas propuestas por la gobernadora bonaerense (Mauricio Nievas)

Ahora, según el funcionario de Vidal, volvió a encabezar un intento de copamiento, esta vez de la Casa de Gobierno, en la ciudad de La Plata.

“Un grupo de violentos quisieron tomar la gobernación de la Provincia, no porque se vulneraron los derechos de los trabajadores, sino porque antes nadie los controlaba y ahora hay un Gobierno que les dice que tienen que ir a trabajar“, insistió Suárez.

Según confirmaron fuentes oficiales, cinco personas fueron detenidas y dos móviles fueron destrozados durante el enfrentamiento. Además, varios empleados de la Gobernación debieron ser atendidos tras ser afectados por un ataque de pánico. También, vehículos que se encontraban estacionados en los alrededores fueron afectados por el enfrentamiento.

Además, el ministro de Vidal cuestionó que la productividad del Astillero Río Santiago ha ido disminuyendo. “Sostenemos que no puede ser así y hemos exigido como Gobierno de la Provincia que se cumplan horas de trabajo, que se trabaje efectivamente, que se controle la asistencia, que se terminen los barcos y que las denuncias por presunta corrupción (a dirigentes sindicales) la investigue la Justicia; por eso sucedió lo de ayer”, enfatizó.

Parte de los reclamos del martes fue por la denuncia presentada por el presidente del Ente Administrador del Astillero, Daniel Capdevila, que acusó al gremio de ATE Ensenada por “administración fraudulenta”.

Entre los puntos salientes de la denuncia presentada al Fiscal General están las presuntas erogaciones en favor de ATE, seccional Ensenada, en 2015 (por una suma de $18.560.000) y 2014 (por $701.920).

Además, da cuenta de otras posibles irregularidades tales como vehículos utilizados a nombre de otras personas; viviendas suntuosas no acordes a ingresos, aportes de campaña a partidos políticos -en el caso al Frente para la Victoria- y proveedores ligados a empleados.

Finalmente, el ministro Suárez denunció que la planta de empleados creció “desde 2001, de 1900 (trabajadores) hasta fin de 2015 que llegó a 3500” con el gobierno de Scioli.

“Lo que sucedió ayer, que lamentablemente muchos han distorsionado, fue que un grupo de violentos quiso tomar la Gobernación para proteger los intereses de los mafiosos“, concluyó Suárez.

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS