[ad_1]

El escándalo de corrupción que marcó a la FIFA hace más de tras años sigue adelante. La Justicia estadounidense condenó este miércoles a cuatro años de prisión al brasileño José Maria Marin, presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) entre 2012 y 2015, acusado de conspiración para el crimen organizado, fraude electrónico y lavado de dinero.

La magistrada Pamela Chen reveló la sentencia contra Marin y ordenó el pago de 3,3 millones de dólares y una multa de 1,2 millones, según un comunicado del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

José Maria Marin, condenado a prisión en los Estados Unidos. (Foto: Adriana Groisman)

José Maria Marin, condenado a prisión en los Estados Unidos. (Foto: Adriana Groisman)

Marin, de 86 años, había sido declarado culpable en diciembre del año pasado por recibir sobornos a cambio de la concesión de derechos televisivos en la región y su sentencia estaba aún pendiente. “La decisión demuestra a todos esos directivos poderosos que corrompieron y dañaron ese ‘hermoso juego’ que no están por encima de las leyes y la justicia”, dijo Richard Donoghue, uno de los fiscales del caso.

La investigación contra Marin, que dijo ser inocente y pidió un juicio, incluyó grabaciones secretas, testigos, correos electrónicos, movimientos bancarios y registros financieros presentados por la Fiscalía. El ex presidente de la CBF, quien fue detenido en abril de 2015 en Suiza, está en prisión desde diciembre.

Se espera que en una semana la jueza Chen también revele la condena contra el paraguayo Juan Ángel Napout, quien fue declarado culpable de tres cargos criminales el mismo día que Marin.

En la investigación, el Gobierno estadounidense analizó más de dos millones de documentos entre 2000 y 2015. Uno de los testigos clave del juicio fue el empresario de medios argentino Alejandro Burzaco, ex CEO de la empresa Torneos y Competencias, que confesó varios delitos a cambio de una reducción de su pena.

El escándalo conocido como FIFAGate, que estalló en 2015, dejó al descubierto la existencia de una intrincada red de corrupción y sobornos, que salpicó al ente rector del fútbol mundial.

Fuente: DPA

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS