[ad_1]

El ex secretario de Obras Públicas dio más detalles sobre el episodio que lo llevó a la cárcel en junio de 2016. Fue durante su confesión ante el fiscal Carlos Stornelli en la causa de los cuadernos de la corrupción y donde busca convertirse en imputado colaborador.

En esas más de tres horas, no lo dudó: “Los bolsos tienen relación con las coimas que se investigan en esta causa, son parte de la misma maniobra”, así confiaron a Clarín fuentes de la causa. Y apuntó a Néstor y Cristina Kirchner como los principales responsables “de la organización de recaudación”.

La pregunta era inevitable. La explicación era de las más esperadas y José López no arrancó su confesión con ese episodio, pero no lo omitió.  “El dinero de los bolsos no era mío, era de personas de la política”, repitió el ex funcionario K. Estas palabras se habían escuchado durante el juicio en su contra, por enriquecimiento ilícito, justamente a raíz del episodio en el Convento de General Rodríguez.

Al momento de reconstruir lo sucedido la madrugada del 14 de junio de 2016, cuando buscó esconder en el convento de General Rodríguez bolsos con casi 9 millones de dólares, 153.000 euros, 59.000 pesos y relojes Rolex, López decidió dar más detalles.

Entonces, se refirió a esos bolsos negros que buscó esconder “por órdenes de otras personas”, en el convento. Dejó en claro que esos fondos “no enriquecieron mi patrimonio”. Y entonces dio un paso más: ese dinero “es parte de las coimas que investiga Bonadio”, señaló y así vinculó el dinero de aquella madrugada con la ruta de sobornos que se reconstruye en la causa de los cuadernos de la corrupción.

Así, López -como contó Clarín-, ratificó que lo se recaudaba bajo el conocimiento de Néstor y Cristina Kirchner, eran “coimas”. ¿De quién era la plata? “De la política”, repitió y allí fue un poco más allá: Se refirió a las “principales autoridades” del Ejecutivo Nacional como los responsables de quienes “exigían la recaudación” de esos fondos.  Y cuando se le preguntó sobre su relación con el ex Presidente, sólo se remitió a decir: “Era un relación de jefe”.

Los bolsos con nueve millones de dólares “es un hecho que tiene relación con la asociación ilícita” que investiga Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli y con el presunto enriquecimiento ilícito, explicaron fuentes judiciales a Clarín.

Dijo más. Aclaró que cuando en el juicio se refirió a que ese dinero “era de la política”, lo acotó a la gestión kirchnerista, a la misma a la que él perteneció durante doce años como secretario de Obras Públicas.

En ese momento se mostró más temeroso, quienes lo vieron se refirieron a él como alguien “sometido a muchos años de maltrato y asustado”. Entonces, mencionó a Néstor y a Cristina Kirchner. Ellos sabían “lo que se recaudaba” y no sólo estaban bajo conocimiento, sino que los señaló como “los responsables de pedir que se cobren” los sobornos. 

Sólo hace diez días, López dijo ante el Tribuna Oral Federal 1 (TOF 1) que lleva adelante el juicio por los bolsos con millones de dólares, que a las monjas del convento “no había que darles detalles ni precisiones” y contó que esa madrugada de junio de 2016, al lugar no llegó solo, “me escoltaron tres personas, una en una moto y dos en dos autos. No eran simples acompañantes, son las personas que me entregaron el dinero que debía trasladar y me siguieron a modo de control”.

Fue allí cuando dijo que los bolsos con dinero “eran de la política, eran de personas vinculadas a la política de las cuales no puedo hablar. No es una persona, sino varias”. Rompió ese silencio, y vinculó el dinero con el gobierno K y reiteró -como contó Clarín-, que él “cumplía los lineamientos que bajaba Julio De Vido”, al momento de “coordinar, supervisar las recaudación” de las coimas que se cobraban a las empresas de la construcción y del sector energético. 

¿Cuál era su rol? José López dijo que él “controlaba” el “circuito de los pagos” de las diferentes contratistas del Estado. Nada lo hacía sólo, “cumplía órdenes” y dio a entender que él era “un soldado de la causa”.

Además, reiteró que esa madrugada el vehículo quedó en marcha y dijo que así lo hizo “porque mientras realizaba el traslado de los bolsos, el dinero que quedaba en el auto era custodiado por esas personas que se mantuvieron a una distancia mientras yo realizaba la tarea”. No dio precisiones sobre quienes lo custodiaron: “No los conocía, pero eran seguramente personas de seguridad”.

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS