[ad_1]

La policía de Manhattan, Nueva York, actualmente está investigando un misterioso tirador que disparó al menos en dos ocasiones hacia un edificio de lujo en la ciudad. Si bien nadie resultó herido, los residentes de la torre y sus vecinos expresaron su temor frente a lo aleatorio de la situación.  

De acuerdo a las autoridades, dos departamentos del edificio One East River Place, uno en el piso 14 y otro en el 32, recibieron disparos entre el jueves pasado por la noche y el sábado, menos de 48 horas después. Dado que el complejo de viviendas está ubicado sobre el East River, se sospecha que el tirador podría haber efectuando sus disparos desde un balcón o una terraza al otro lado del río, más específicamente desde Roosevelt Island. 

Vista de los edificios de Manhattan. / AFP

Vista de los edificios de Manhattan. / AFP

Un millón de estudiantes reclamó en las calles de Estados Unidos por el control de las armas

Mirá también

Un millón de estudiantes reclamó en las calles de Estados Unidos por el control de las armas

El primer incidente ocurrió en algún momento durante la noche del jueves pasado, o madrugada del viernes. El tirador habría usado un revólver para efectuar al menos un disparo contra el frente vidriado de un departamento en el piso 14. El ocupante del piso se despertó y encontró una bala calibre 32 en el piso

El segundo episodio tuvo lugar el sábado siguiente, cuando una mujer de 64 años se despertó debido a un fuerte ruido que provenía de su living. Sobre un ventanal que da al East River encontró un pequeño orificio, del cual provenían rajaduras en forma de tela de araña que abarcaban todo la ventana. 

El tirador pudo haber disparado desde un balcón o una terraza, del otro lado del East River. / AFP archivo

El tirador pudo haber disparado desde un balcón o una terraza, del otro lado del East River. / AFP archivo

Como una forma de protección, los residentes del edificio han empezado han colocar tableros de madera sobre sus fachadas que dan al río. El carácter absolutamente imprevisible de los ataques quedó reflejado por el testimonio de un residente a The New York Post, quien afirmó: “Estoy pagando cerca de 10.000 dólares por mes en alquiler, así que puedo usar el gimnasio y recibir un disparo en la cabeza en mi departamento“. 

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS