[ad_1]

Mario Quintana ya no posee ninguna vinculación formal con la cadena Farmacity. Así lo aseguraron altas fuentes oficiales, cercanas al vicejefe de Gabinete, quien desde que asumió como funcionario había recibido duros cuestionamientos por su supuesta injerencia en la compañía y denuncias de la oposición por conflictos de interés.  

Según confirmaron fuentes de la Casa Rosada a Clarín, el secretario de Coordinación Interministerial de Jefatura de Gabinete, virtual número dos de Marcos Peña, “vendió la totalidad de las acciones que poseía en Farmacity, tanto en forma directa como indirecta” el pasado 15 de agosto. “Las acciones fueron adquiridas en su totalidad por los otros accionistas de la empresa”, ampliaron. 

Las fuentes resaltaron que Quintana “cumplió el compromiso público que había asumido” meses atrás, cuando una investigación del programa de Jorge Lanata Periodismo para Todos apuntó que todavía tenía el control de la compañía. 

Lanata aseguró que Quintana, a pesar de tener menos del 3% de las acciones de esa empresa, como él había admitido públicamente, controlaba más del 50% de las decisiones en el directorio de esa compañía. 

Precisó que, además del 2,09% de las acciones de Farmacity, Quintana se podía asegurar el control de la compañía por su participación societaria en la firma Partners I S.A., accionista de la cadena. Puntualizó que reunía 1.204.200 votos, lo que equivale al 53% en el control de la toma de decisiones de la empresa. “Quintana mintió, le mintió a la gente, con el 53% de los votos él puede decidir la venta de Farmacity”, cuestionó. 

En su defensa, Quintana sostuvo que se desentendió de la compañía cuando llegó a la función pública: “A partir del día que asumí no tomé ninguna decisión ni tuve ninguna influencia en Farmacity”, sostuvo. Sin embargo, anunció su decisión de vender su participación societaria para despejar todas las dudas. 

“No asistió personalmente a ninguna asamblea, no participó de ninguna reunión de directorio, de ninguna reunión con el equipo de gestión ni fue consultado para tomar ninguna decisión”, reforzaron desde su entorno. 

Después antes de aquella revelación, Quintana había adelantado en una entrevista con el periodista Carlos Pagni que iba a vender su participación. Sin embargo, luego del golpe de Lanata le puso fecha: “Si Dios quiere en los próximos 30 días habré vendido mis acciones”, indicó. La confirmación trasciende ahora.

Fue para despejar las dudas que se habían suscitado luego de que, tras su anuncio de venta, el procurador -interino- general de la Nación Eduardo Casal emitiera un dictamen favorable para el ingreso de Farmacity en la provincia, que tras años de puja en tribunales ahora debe definir la Corte Suprema de Justicia. 

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS