[ad_1]

Tras conocerse nuevos sondeos electorales, el real brasiñelo se devalúa otro 0,9% a 4,07 por dólar, lo que representa su menor valor en dos años y medio.

Ayer, el dólar cerró la jornada por primera vez desde febrero de 2016 con una cotización superior a los cuatro reales en Brasil (4,0373 reales por dólar).

Este miércoles, la moneda brasileña retomaba la tendencia bajista después de que se conociera que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, actualmente privado de su libertad, se sigue consolidando como favorito para las elecciones de octubre en Brasil, donde obtendría casi el 40 por ciento de los apoyos.

Lula, de 72 años, ganaría con el 39 por ciento de los votos si los comicios presidenciales fueran hoy, según la encuestadora Datafolha, una de las principales del gigante sudamericano.

Con ello, el exmandatario supera por más del doble al segundo mejor ubicado, el ultraderechista Jair Bolsonaro, que alcanza el 19 por ciento de los apoyos.

La encuesta, realizada tras la inscripción oficial de las candidaturas la semana pasada, aumenta sin embargo la incertidumbre sobre la elección, ya que es posible que Lula sea excluido en breve de la carrera presidencial.

El ex jefe de Estado, muy popular entre las clases más pobres por los programas sociales de sus dos Gobiernos (2003-2010), está preso desde abril por una condena a más de 12 años de cárcel por corrupción en el marco del caso “Lavo Jato” (“Lavado de autos”).

Se espera que un tribunal electoral excluya en breve la candidatura del político más emblemático de la izquierda debido a una ley que prohíbe a personas condenadas en segunda instancia aspirar a cargos públicos.

Tercera en la encuesta marcha la ecologista Marina Silva (ocho por ciento), seguida por el centroderechista Geraldo Alckmin (seis por ciento) y el izquierdista Ciro Gomes (cinco por ciento).

En caso de la exclusión de Lula, Bolsonaro pasaría a ser favorito con un 22 por ciento de los apoyos. El ex militar es controvertido por su defensa de la última dictadura militar (1964-1985) y de la tortura, y es calificado a menudo como el “Donald Trump brasileño” debido a su discurso populista y nacionalista.

El principal problema para el Partido de los Trabajadores (PT) de Lula podría ser conservar los votos del ex mandatario en caso de su exclusión.
El previsto sustituto como candidato del PT, el ex alcalde de Sao Paulo Fernando Haddad, alcanza sólo el cuatro por ciento en un escenario sin Lula.

El voto de la izquierda se repartiría en ese caso entre Marina Silva (16 por ciento) y Ciro Gomes (10 por ciento).

El sondeo de Datafolha se realizó los días 20 y 21 con una muestra de 8.433 electores en 313 municipios brasileños. El margen de error es de dos puntos porcentuales.

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS