[ad_1]

La quinta audiencia del juicio a Julieta Silva por la muerte de Genaro Fortunato tuvo su punto más trascendente en las declaraciones de Héctor Ontiveros y Matías García, dos jóvenes que vieron el momento de la tragedia, pero que después de llamar al 911 decidieron irse del lugar.

Héctor Ontiveros, al declarar este miércoles en el juicio contra Julieta Silva por la muerte de Genaro Fortunato. (Gentileza Javier Bermejo)

Héctor Ontiveros, al declarar este miércoles en el juicio contra Julieta Silva por la muerte de Genaro Fortunato. (Gentileza Javier Bermejo)

El más importante de los testimonios fue el de Ontiveros, quien señaló haberse retirado del boliche Mona Bar junto a García a las 5 de la mañana del 9 de septiembre. Recordó que llovía y que la visibilidad no era la mejor, por lo que tuvo que bajar la ventanilla para asegurarse que ningún auto transitara por calle El Chañaral y de esa forma poder retirarse.

Juicio por el caso del rugbier: "Atropellé a Genaro y creo que lo maté", le dijo Silva a una amiga

Mirá también

Juicio por el caso del rugbier: "Atropellé a Genaro y creo que lo maté", le dijo Silva a una amiga

Según su relato, fue en ese momento que aseguró haber visto a un vehículo girar en U y a unos 60 metros de donde ellos se encontraban, el cuerpo de una persona tendido en la carpeta asfáltica. “El auto no circulaba muy rápido, a unos 50 o 60 kilómetros por hora, pensamos que iba a frenar antes de atropellar al cuerpo, pero no lo hizo y lo arrolló”, relató.

La parte central del relato de Ontiveros fue sobre el cuidacoches, principal testigo que involucra a Silva en un acto deliberado para dañar a Fortunato. “Después de cobrarnos, el cuidacoches se retiró y fue él quien empezó a hacer señas con sus brazos cruzados al auto que se aproximaba al cuerpo tirado en la calle. Fue antes de que lo atropellara”, sostuvo.

Julieta Silva, este miércoles, en la audiencia realizada por la muerte de Genaro Fortunato. (Delfo Rodríguez)

Julieta Silva, este miércoles, en la audiencia realizada por la muerte de Genaro Fortunato. (Delfo Rodríguez)

El odontólogo García no aportó demasiado en relación a lo que habló su amigo Ontiveros. En el juicio hubo que recordarle lo que atestiguó durante la instrucción de la causa y, a diferencia de su compañero, dijo no haber visto el momento en que Silva giró en U pero sí cuando venía el Fiat Idea hacia donde estaba el cuerpo de Genaro.

Juicio por la muerte del rugbier: un perito dijo que Julieta Silva podía tener "visión en tubo" por el alcohol

Mirá también

Juicio por la muerte del rugbier: un perito dijo que Julieta Silva podía tener "visión en tubo" por el alcohol

En los alegatos, previstos para el próximo lunes, las señas de Aksenen a Silva serán eje central de las exposiciones: ¿Fueron antes o después? Se trata de un aspecto clave en relación a las dos figuras penales por las que está siendo juzgada Silva, un homicidio culposo, accidental por imprudencia (como conducir sin anteojos y alcoholizada) o un homicidio doloso, donde estaba consciente del daño que podía causar y que tiene una escala penal que puede alcanzar de 8 a 25 años de cárcel.

La última en declarar en la quinta audiencia del juicio fue una joven que vio a Genaro y Julieta discutir en una de las barras del boliche. “Percibí enojada a Julieta, se quería ir y así se lo hizo saber a Genaro”, recordó. Después de eso, la pareja salió del boliche. La mujer subió a su auto y no respondió a los pedidos de Genaro que golpeaba la ventanilla porque quería subirse. Ella aceleró y el joven cayó en el asfalto. Cuando Silva hizo una U y regresó hacia el boliche, pisó a su novio y lo mató.

Mendoza. Corresponsalía.

Juicio a Julieta Silva: los puntos clave que podrían definir si quiso matar a su novio o fue un accidente

Mirá también

Juicio a Julieta Silva: los puntos clave que podrían definir si quiso matar a su novio o fue un accidente

[ad_2]

Source link

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS