[ad_1]

En medio de un clima de mucho hermetismo y en el momento más delicado de su presidencia, Mauricio Macri recibe a las 19.30 de este jueves en la Quinta de Olivos a los legisladores de Cambiemos.

¿Para qué convocó el Presidente a sus 25 senadores y 107 diputados? Los legisladores aún no lo saben.

Varios de ellos, consultados con Clarín, asumían que se trataba de una instancia para cerrar filas ante una coyuntura adversa con el objetivo en el horizonte de sancionar el Presupuesto 2019, la obsesión que concentra todos los esfuerzos del Ejecutivo por estos días. También insinuaban el encuentro servirá para sellar la grieta que abrió la discusión por la legalización del aborto en los dos interbloques del oficialismo. “Nos dijeron solamente que el Presidente quería reunirse con sus bloques y allá vamos“, señaló uno de los diputados más involucrados con ese debate. “Entiendo que el encuentro servirá para reunir la tropa y fortalecer la fraternidad de Cambiemos, luego de pasar por la crisis financiera y los coletazos internos por la legalización del aborto”, explicaron del lado celeste. Otro legislador le bajó el tono a la posibilidad de un discurso fuerte. “Imagino un mensaje de unidad y responsabilidad frente al actual escenario”, señaló. 

Macri se dirige a sus legisladores en febrero. Volverá a hacerlo.

Macri se dirige a sus legisladores en febrero. Volverá a hacerlo.

Habrá, sin embargo, varias ausencias entre diputados y senadores, que no se encuentran por estas horas en Buenos Aires. La idea surgió de Jefatura de Gabinete. Todos los ministros están invitados.

En un principio se había especulado con que también dirían presente los gobernadores del oficialismo, pero finalmente esa idea quedó descartada. María Eugenia Vidal -alejada en el discurso de algunas discusiones nacionales- no será de la partida. “No fue invitada”, dijeron en La Plata. Alfredo Cornejo, en tanto, permanecía en Mendoza. Cerca de los organizadores aseguraron que era posible que algún gobernador aliado se sumara. Horacio Rodríguez Larreta, en tanto, viajó a Jujuy para llevar la antorcha olímpica por los Juegos de la Juventud que se realizarán en Buenos Aires. Allí lo recibiría el mandamás local Gerardo Morales. 

También rechazaron enfáticamente que se tuviera que ver con la coyuntura o con las heridas por el debate del aborto. “Se hacen tres o cuatro de estos encuentros por año. Sirve para que varios diputados y senadores puedan escuchar al Presidente. Veníamos retrasados”, dijo un referente de la Cámara Alta.

En rigor, el Presidente recibe a sus legisladores antes de cada inicio de ejercicio parlamentario. El contexto esta vez es distinto, la confianza entre los miembros de los interbloques oficialistas está resquebrajada. Macri no quiere entrar al último año de su Gobierno sin Presupuesto: necesita esa señal política para tranquilizar a los mercados. 

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS