[ad_1]

El principal índice bursátil de Brasil cayó arrastrado por el panorama electoral local que mantuvo cautos a los actores financieros, sumado a un entorno internacional negativo y por el fortalecimiento del dólar a nivel global, lo que afectó a los mercados emergentes.

El índice Bovespa cayó 1,65% a 75.633,77 puntos, en una sesión con un volumen de negocios de 9.900 millones de reales. En la víspera, el referencial subió un 2,29%.

En Brasil, el débil desempeño en los sondeos de los candidatos vistos como favorables a reformas ha reforzado la cautela de los inversores.

“Ese escenario de incertidumbre (sobre la disputa presidencial) trae mucha volatilidad a la bolsa y no debe amainar hasta que haya una definición más clara del escenario electoral”, afirmó Igor Lima, socio de Galt Capital.

Además, el ambiente de incertidumbre global empeoró con el agravamiento de la disputa comercial entre Estados Unidos y China, luego de que las dos principales economías del mundo implementaron el jueves aranceles recíprocos del 25% sobre algunos bienes valorados en u$s 16.000 millones.

El dólar subió frente a una cesta de monedas, principalmente divisas de mercados emergentes. El real se depreció un 1,65% a 4,124 unidades por dólar a la venta.

Las acciones de Itaú Unibanco cayeron un 3,89%. Las de Bradesco cedieron un 2,5% y el sector financiero fue uno de los principales lastres del Bovespa, ya que ha sido uno de los más sensibles a las especulaciones electorales.

Los papeles de Petrobras bajaron un 2,18%, en línea con la debilidad de los precios del crudo en el exterior y su vulnerabilidad a las preocupaciones relativas a la disputa electoral, dado que es una empresa controlada por el Estado.

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS