[ad_1]

Ernesto Clarens, financista vinculado a Néstor Kirchner y cuyo nombre fue mencionado por varios empresarios como receptor de los bolsos con sobornos, viajó 91 veces a Uruguay en barcos privados, sobre un total de 164 traslados que hizo al país vecino. Un informe de 4 Días (América 24) reveló cómo llevaba el dinero negro.

Clarens, que pretende sumarse como arrepentido en la causa de los cuadernos, solía viajar desde Buenos Aires hacia puerto Camacho, en la localidad uruguaya de Carmelo, dado que no cuenta con controles de ningún tipo. Sólo una persona de la Aduana aparece en el predio, aunque no llega a fiscalizar el continuo tráfico de barcos y yates en la zona.

El financista elegía esta terminal privada con acceso público  ya que el trayecto demanda no más de una hora y media, y allí tiene una vivienda de su propiedad, más precisamente en el barrio cerrado El Faro, a tres minutos del puerto por tierra. Según el informe, se estima que trasladó 200 millones de dólares desde la Argentina.

Ernesto Clarens

Ernesto Clarens

Lo curioso es la forma de los viajes de Clarens, que posee una empresa de taxis aéreos pero que “elegía” ir por agua al país vecino. Uruguay, según la Justicia, es uno de los pasos más utilizados para sacar fondos negros al exterior.

“Uruguay es un colador. El caudal del río permite el calado de cualquier yate sin ningún tipo de problemas“, contó Graciela Bianchi, diputada de Montevideo, en la entrevista con Luis Majul.​

La casa de Clarens, en el barrio privado El Faro.

La casa de Clarens, en el barrio privado El Faro.

Clarens, un simple broker de bolsa en los 90, que probó suerte a principios del 2000 con Interplayer, una empresa vinculada al negocio del fútbol; dio su primer salto cuando Kirchner, por entonces gobernador de Santa Cruz, autorizó a su empresa Credisol a entregar créditos a empleados públicos provinciales.

Su crecimiento definitivo coincidió con la llegada del clan patagónico a la Casa Rosada. Y también la frecuencia de sus viajes al exterior, donde se dedicó a armar una red de firmas y cuentas offshore, se intensificaron en 2008, año en el que Oscar Centeno comenzó a describir los viajes y pagos de coimas.

Este jueves, Clarens concluyó su audiencia ante el juez Claudio Bonadio para ver si obtiene la homologación y se convierte en otro “arrepentido”. El dueño de Invernes, según pudo saber Clarín, aportó más datos sobre el entramado financiero utilizado para el blanqueo de fondos, aclaró algunos puntos de su primera declaración y proporcionó información sobre las operaciones vinculadas al dinero de las coimas.

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS