[ad_1]

Puede empezarse por arriba o por abajo de la tabla. Darla vuelta y hacer el mismo ejercicio. El balance, siempre, quedará en deuda. Clarín accedió a una encuesta que midió la imagen de los 24 gobernadores. Les dio bastante mal. El promedio de ponderación positiva apenas superó el 25%. Ninguno llegó al 50% en ese rubro. Y Alicia Kirchner marcó un récord, pero negativo.

Estas primeras conclusiones, que podrían acumularse, deja el sondeo nacional de Taquion/Trespuntozero. Fueron 2.123 casos en todo el país, relevados entre el 30 de julio y el 14 de agosto. El trabajo, del que este diario obtuvo un adelanto en exclusiva, se presenta con un margen de error de +/- 2,1%.

Paradójicamente, uno de los datos que más llamó la atención a los directores de la encuesta fue la performance de la ganadora, la bonaerense María Eugenia Vidal. La tabla se ordenó por imagen positiva. Pero ni siquiera la gobernadora de Cambiemos llegó al umbral simbólico del 50%.

“El hecho de que Vidal haya perforado los 50 puntos es muy significativo. Acaba de caer a la tierra la última estrella del firmamento. Eso habla de la crisis de los políticos y la situación en la que nos encontramos”, explica Sergio Doval, director de Taquion.

La gobernadora tiene  47,9% de imagen positiva y 45,9% de negativa. Es decir, concluye con un diferencial positivo de dos puntos. Es una de las pocas que lo logra. También termina con cifras en verde el cordobés peronista Juan Schiaretti, segundo en la lista, con 44,1% de positiva y 34,4% de negativa (9,7 de saldo a favor). 

En general, dentro de la mediocridad, les va mejor a los mandatarios oficialistas. Además del liderazgo de Vidal, el porteño Horacio Rodríguez Larreta figura tercero, el jujeño Gerardo Morales sexto y el mendocino Alfredo Cornejo séptimo. Este último es otro de los pocos con diferencial positivo. 

En el medio se cuelan dos peronistas con aspiraciones presidenciales: el puntano Alberto Rodríguez Saá y el salteño Juan Manuel Urtubey. Un dato a favor de ambos, más allá de que están por encima del magro promedio de 25,6% de imagen positiva (sólo 10 de los 24 tienen ese privilegio), es que van mejorando su nivel de conocimiento. Clave para zambullirse a una pelea nacional.

En la encuesta, a los 2.123 consultados de todo el país se les preguntó por cada uno de los gobernadores. Eso le da dimensión nacional a los resultados y también explica el alto grado de desconocimiento que afectó a muchos.

¿Quiénes fueron los peores? En el fondo de la tabla figura el chaqueño peronista Domingo Peppo: apenas 14,6% de positiva, 42,2% de negativa y 43,2% de desconocimiento. Lo sigue el kirchnerista Gildo Insfrán, único en eso de permanecer el poder: gobierna Formosa hace 23 años. La gente no lo ve bien.

Un caso particular es el de Alicia Kirchner, la santacruceña cuñada de Cristina. Tiene récord de imagen negativa, con casi 66 puntos, pero el núcleo duro de seguidores K le permite un 22,2% de positiva que la ubica en el medio del ranking. 

Para el final, Doval deja un interesante análisis sobre el escenario electoral:

– “”Nosotros también hacemos una pregunta para diferenciar a la gente que quiere el cambio y la que quiere continuidad. Esa gente se divide más o menos en 60% que quiere el cambio y un 40% que quiere continuidad. Lo particular ahí es que hay algunos gobernadores opositores con buena imagen, como puede ser Urtubey, pero los que mejor lo ven son los que prefieren que el Gobierno continúe. Eso lo puede perjudicar para presentarse como una alternativa. A Schiaretti, que tiene un buen diferencial, le pasa algo parecido”.

– “El escenario es complejo. Porque también nosotros registramos una baja en Mauricio Macri y Cristina Kirchner y eso abre la posibilidad para un tercero, un outsider, pero no por fuera de la política sino por fuera de la grieta, donde los gobernadores sin duda tendrán peso”.

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS