[ad_1]

Gran Bretaña anunció a sus ciudadanos en el reino y en el exterior que se preparen para un “No Acuerdo” con la Unión Europea, con pesadas consecuencias en su vida cotidiana. En sus primeras 24 notas técnicas anunciadas por el secretario del Brexit, Dominic Raab les explican a los hombres de negocios, a la banca, a los hospitales, a los jubilados británicos residentes en el exterior, a los expatriados, los desafíos que deberán enfrentar ante la real posibilidad de que Gran Bretaña se vaya en marzo de la Unión Europea sin un acuerdo. Más notas técnicas serán publicadas cada día.

Los británicos en la Unión Europea perderán el acceso a los bancos en el reino y los jubilados ingleses que decidieron vivir en el exterior por una cuestión de costos no accederán a sus pensiones en los bancos británicos, entre otros dramas. Los bancos británicos perderán el acceso al “passporting” o sistema de pago de la Unión Europea, que significará para sus clientes un gran impacto en sus costos, tarjetas de crédito y un lento proceso de transferencias bancarias. La forma de resolverlos será abriendo bancos subsidiarios en la UE para no perder esos derechos.

El ministro para la salida británica de la UE, Dominic Raab, comparece ante los medios./ EFE

El ministro para la salida británica de la UE, Dominic Raab, comparece ante los medios./ EFE

Europa se prepara para el post Brexit

Mirá también

Europa se prepara para el post Brexit

El NHS, el servicio de salud británico, deberá tener al menos un stock de 200 medicinas para seis semanas y lo mismo recomiendan a las farmacias del país.

Los hombres de negocios han sido advertidos que la libre circulación de bienes entre Gran Bretaña y la Unión Europea cesará. Necesitarán el servicio de agentes aduaneros o brockers para ayudarlos con sus fletes e importaciones desde de la UE.

Un “proyecto miedo” para presionar a la UE en plenas negociaciones y a los Brexitiers, que han rechazado el más moderado “Modelo Chequers” de Brexit, que la primera ministra Theresa May quiere imponer “por consenso” y los euroescépticos no le permiten. Actualmente Gran Bretaña y la UE negocian en permanencia para buscar coincidencias para un imposible acuerdo.

Raab dijo que “el acuerdo entre Gran Bretaña y la UE está completado en un 80 por ciento” y espera que “las relaciones con Bruselas terminen de manera fructífera”. No se siente estresado y es optimista de que “un buen acuerdo está frente a nuestros ojos”. Pero el gobierno considera conveniente advertir a sus ciudadanos y prepararse eventualmente para un No acuerdo.

Londres: dos horas y media de cola para pasar los controles en el aeropuerto de Heathrow

Mirá también

Londres: dos horas y media de cola para pasar los controles en el aeropuerto de Heathrow

El problema norirlandés

“Gran Bretaña se mantiene lista para comprometerse constructivamente para cumplir con nuestros compromisos y actuar en los mejores intereses de Irlanda del Norte, reconociendo el significativo desafío que la falta de un acuerdo legal entre Gran Bretaña y la Unión Europea impone a este único y altamente sensible contexto.

Esto va a incluir un compromiso para acuerdos para comercio por tierra en la frontera. “Vamos a proveer más detalles en una fecha apropiada” dice la nota técnica . Este es el contencioso que frenó este acuerdo: la frontera europea con Irlanda del Norte y la necesidad de preservar el Acuerdo del Viernes Santo, que garantiza la paz en esta región, tras la guerra civil religiosa que los separó.

“Si usted comercia a lo largo de la frontera terrestre, debe considerar conseguir asesoramiento del gobierno irlandés sobre preparaciones que usted debe hacer”, aseguran el gobierno británico en su recomendación.

Con más de 1 millón trescientos mil británicos abandonados a su suerte en la Unión Europea y con pensiones en Gran Bretaña, con los riesgos que implica no cobrarla, Raab dijo que “las cabezas frías van a prevalecer” y permitir “práctica cooperación” para acceder a las pensiones. ”No es en el interés de España dañar a los jubilados británicos que viven allí”, dijo, sugiriendo que puede haber acuerdos bilaterales.

Las colas en la Aduana

Un nuevo marco regulatorio pos europeo volverá a Gran Bretaña extremadamente burocrática. Las historias sobre colas de kilómetros en la aduana entre Gran Bretaña y la Unión Europea serán reales, con camiones cargados de alimentos frescos frenados en la aduana. Pero Raab dijo que no es su intención desplazar el ejército para garantizar la cadena alimentaria, que la inspección aduanera va a cortar o demorar, cuando no hay instalaciones para garantizarlas en las fronteras terrestres al reino.

El secretario Dominic Raab dijo que “hay arreglos que se pondrán en su lugar para poder lidiar con los problemas en las fronteras”.

”Nosotros tenemos el deber, como un gobierno responsable, de planear para cada eventualidad”, dijo.

Medicamentos

Los servicios hospitalarios están inquietos ante estas medidas, especialmente para garantizar los tratamientos oncológicos, que necesitan material nuclear al que acceden en la Unión Europea.

“Nosotros necesitamos categóricamente estar seguros que los pacientes van a ser protegidos” dijo Nial Dickson, de la Alianza de Salud Británica. ”Si no lo planeamos correctamente, según nuestro punto de vista la vida de los pacientes va a estar en riesgo”.

La Cámara de Comercio británica dijo que sus miembros “habían esperado demasiado para respuestas a básicas cuestiones sobre el Brexit” y se sentían “particularmente frustrados por la falta de guía”.

Otros de los preocupados son los productores orgánicos. Los productos orgánicos británicos solo se pueden exportar con un certificado de la Unión Europea, que tarda nueve meses en tramitarse.

El líder liberal demócrata Sir Vince Cable dijo que “el escenario de un no acuerdo es horrible y peor que un mal acuerdo”.

Una “catástrofe”

El laborista secretario del Brexit en las sombras, Sir Keir Starmer advirtió que “un no acuerdo va a ser una real catástrofe, un completo fracaso”, tras negar que sea cierto que Gran Bretaña va a tener un dividendo de 650 billones de libras esterlinas si hay un No acuerdo.

Para llevar adelante el Brexit, el gobierno contratará a otros 9.000 funcionarios públicos y 1.000 más en la frontera para lidiar con la inmigración de más extranjeros, que no serán otros que sus vecinos europeos.

En las acciones se producirán algunas decisiones unilaterales, aun cuando la Unión Europea no reciproque. Así se anunciará en las próximas semanas que los europeos residentes en Gran Bretaña tendrán derecho a continuar siendo residentes, con la esperanza de que la UE haga lo mismo con los británicos en el continente. Hasta ahora unos y otros viven en un limbo legal, laboral y sin futuro.

La Comisión Europea advirtió que si Gran Bretaña se va sin acuerdo “no habrá una negociación ni específicos arreglos” para los europeos viviendo en Gran Bretaña o los británicos viviendo en la Unión Europea.

El secretario para Comercio Internacional británico, Liam Fox dijo que la posibilidad de que se fracase para conseguir un acuerdo con la UE es de “60 a 40”.

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS