[ad_1]

Durante sus 12 años y medio en el poder, los Kirchner siempre necesitaron ayuda externa para aprobar proyectos en el Congreso. En particular en la Cámara de Diputados. Pasado ese período, ahora en el llano y en su peor momento político, Cristina sigue consiguiendo solidaridad ajena. Aunque en este caso, insuficiente. En la histórica votación de este miércoles en el Senado, donde se aprobaron los allanamientos a tres de sus lujosas propiedades, 11 legisladores no kirchneristas (al menos no oficiales) apoyaron los particulares pedidos de la ex presidenta para acotar la diligencia judicial; por ejemplo, que no le toquen el ajuar. 

Con 67 legisladores presentes -que habían avalado por unanimidad el pedido del juez Claudio Bonadio-, la votación por los pedido de la ex mandataria terminó 47 a 20. El grupo derrotado puede dividirse en dos. Previsiblemente, lo integraron los 9 miembros del bloque del FPV (la propia acusada, más Marcelo Fuentes, Nancy González, María de los Ángeles Sacnun, María Inés Pilatti Vergara, Anabel Fernández Sagasti, Ana Almirón, Ana María Inanni y Silvina García Larraburu).

¿Quiénes fueron los otros 11 no K que la apoyaron? Ahí también puede hacerse una división, según detalla el sitio Parlamentario. Por un lado, ocho senadores del interbloque peronista Argentina Federal, casi todos ellos ex kirchneristas y ahora bajo la tutela de otro ex K, Miguel Pichetto: Cristina López Valverde, de San Juan; Julio Catalán Magni y José Ojeda, de Tierra del Fuego; Omar Perotti, de Santa Fe; Mario Pais, de Chubut; Inés Blas, de Catamarca; José Alperovich y Beatriz Mirkin, de Tucumán.

Un viejo opositor pero ahora neocristinista que apoyó los pedidos de la senadora fue Adolfo Rodríguez Saá. Pero acaso los dos votos más llamativos a favor de esa postura perdedora hayan sido los de Magdalena Odarda, rionegrina y ex aliada de Elisa Carrió; y de Fernando “Pino” Solanas, el cineasta progre-peronista, muy crítico de la corrupción K. 

¿Qué pedía Cristina?

Ya acorralada en la Cámara alta, la ex presidenta había enviado este martes una carta a los bloques del Senado en la que aseguraba que no tenía problemas en que el cuerpo autorizara los allanamientos a sus tres propiedades, pero hacía una serie de pedidos. Los principales:

1) “No haya cámaras de televisión ni fotográficas, para evitar así la posterior difusión de imágenes en programas oficialistas con clara intención de humillación y hostigamiento hacia mi persona”.

2) “Estén presentes mis abogados, al efecto de garantizar mi defensa y el control de legalidad de los mismos”.

3) “Esté presente un senador o senadora, designados por mí, al efecto de garantizar lo que disponga y ordene este cuerpo”.

4) “Se resguarden los objetos de uso personal y de aquellos que conformen el ajuar de las casas. Para ser más clara señores senadores y señoras senadoras: si encuentran lingotes de oro, millones de dólares o piedras preciosas en bolsas, se los pueden llevar; pero si encuentran un anillo o un collar, está claro que son objetos de mi uso personal”.

Cristina Kirchner, de espaldas, en la sesión de este miércoles en el Senado. (Foto: Federico López Claro)

Cristina Kirchner, de espaldas, en la sesión de este miércoles en el Senado. (Foto: Federico López Claro)

5) “Y finalmente que Bonadio no rompa nada y disponga que se utilicen los instrumentos técnicos necesarios con los que cuentan las fuerzas de seguridad y los organismos de inteligencia, para escanear paredes, divisiones y/o cielo rasos de durlock. Debo aclarar que en mis viviendas se empleó esta forma de construcción, especialmente en mi casa de El Calafate. En esta solicitud no me moviliza sólo impedir el daño material que puedan llegar a ocasionar”.

Los pedidos de Cristina finalmente fueron desechados por el Senado. Tampoco estaba claro, de todos modos, cuánto de esto iba a tener en cuenta eventualmente Bonadio. En el dictamen que se aprobó, sin embargo, quedó una sugerencia para el juez: que los allanamientos se hagan con “la debida diligencia, prudencia y decoro”.

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS