[ad_1]

La Cámara Federal de Casación Penal confirmó hoy el embargo de 500 millones de pesos dispuesto sobre una firma a nombre de Carlos Molinari, uno de los procesados por lavado de activos en la llamada “ruta del dinero K” y le rechazó a otro de los imputados, el abogado Jorge Chueco, la posibilidad de discutir en la Corte Suprema de Justicia la legalidad de la extensión de su prisión preventiva hasta el año que viene.

Ambas decisiones fueron tomadas este jueves por la sala IV de la Cámara de Casación con la firma de los jueces Gustavo Hornos, Mariano Borinsky y Diego Barroetaveña. Los tres integrantes del máximo tribunal penal del país tuvieron en cuenta a la hora de convalidar la prórroga de la prisión preventiva de Chueco que ya está fijada para octubre la fecha de inicio del juicio oral y público por este primer tramo de la causa.

El juicio estará a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal Federal 4 (TOCF4) y tendrá a 24 imputados, entre ellos el detenido “empresario” Lázaro Báez y sus hijos. La prórroga de la prisión preventiva de Chueco por un año más -ya lleva más de dos en la cárcel- había sido dispuesto por el tribunal de juicio y convalidada recientemente por la Casación.

Respecto de Molinari, los jueces Hornos, Borinsky y Barroetaveña confirmaron la decisión del TOCF4 de mantener embargados los bienes de la firma Real Estate Investment S.A. hasta cubrir la suma de medio millón de pesos. Molinari está acusado de haberle facilitado al “valijero” Leonardo Fariña la estructura societaria de otra empresa, Rei S.A., para canalizar los fondos usados para solventar su costosa fiesta de casamiento en el Hipódromo de Palermo con la modelo Karina Jelinek y la adquisición de un automóvil marca Ferrari modelo California.

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS