[ad_1]

Que la inflación se escapó y no hay salario que lo alcance nadie lo puede poner en duda. Que los salarios docentes, en todo el país, están bajos y perdieron poder adquisitivo en los últimos años tampoco. Que las escuelas tienen muchísimas carencias, especialmente desde el punto de vista de la infraestructura, ya nadie lo puede negar. Pero también es cierto que Vidal esta vez acercó bastante la propuesta salarial a la inflación que hubo hasta el momento. Y que dejar a los chicos de Buenos Aires tres días más sin clase, parece un poco desmedido.

La semana pasada había pasado algo muy parecido en el ámbito universitario. El gobierno nacional les ofreció a los gremios docentes universitarios un aumento hasta agosto que empataba la inflación. Pero el acuerdo incluía para los sindicatos firmar por el 15% anual, sin “cláusula gatillo”.

Los gremios docentes rechazan una nueva oferta de aumento y decretan tres días de paro

Mirá también

Los gremios docentes rechazan una nueva oferta de aumento y decretan tres días de paro

Los gremios rechazaron el acuerdo, hasta ahí todo razonable. Pero a continuación, convocaron a un paro por toda la semana, que extendía el conflicto a tres semanas consecutivas. En el país de la desmesura todo parece posible: una oferta de 15% cuando la inflación superará el 30% y un paro de cinco días seguidos, que dejó sin clases no solo a los estudiantes universitarios sino a cientos de alumnos de los secundarios preuniversitarios.

Docentes y estudiantes universitarios protagonizaron este jueves con amplio acompañamiento una multitudinaria marcha por el centro rosarino .- Foto: JUAN JOSE GARCIA -

Docentes y estudiantes universitarios protagonizaron este jueves con amplio acompañamiento una multitudinaria marcha por el centro rosarino .- Foto: JUAN JOSE GARCIA –

Tanto en Provincia como en el ámbito universitario (los dos principales centros del conflicto educativo hoy) parece seguirse la misma lógica. El gobierno que ofrece aumentos acordes a la inflación actual, pero no larga la “cláusula gatillo”. Y desde el lado de los gremios, una tendencia a la exacerbación del conflicto.

Los gremios de la provincia de Buenos Aires tienen suficientes motivos para rechazar la propuesta que este jueves le hizo Vidal y pedir la cláusula que les garantice el poder adquisitivo. Pero de ahí a llamar a un paro de 72 horas parece que hay mucha distancia.

Paro universitario sin fin: afecta también a 87 escuelas y peligra la continuidad pedagógica

Mirá también

Paro universitario sin fin: afecta también a 87 escuelas y peligra la continuidad pedagógica

Para entender este conflicto no hay que dejar de observar que tanto en Buenos Aires como en las universidades de un lado de la mesa están los dirigentes de Cambiemos, que parecen buscar la forma de mostrarse “duros” (“sin cláusula gatillo”) y del otro dirigentes gremiales docentes que, en su mayoría, adhieren al kirchnerismo.

La televisión mostraba este jueves la pantalla partida: de un lado el allanamiento al departamento de Cristina y del otro la agudización del conflicto docente. El caso de los cuadernos seguramente seguirá avanzando en los próximos días. Y para el jueves los gremios docentes preparan una gran movilización “en defensa de la educación pública”. Es el día que termina el paro de 72 horas en Provincia. 

Todo es posible y todo será al mismo tiempo. Aunque suene a lugar común, son hoy muy pocos lo que realmente parecen pensar en los alumnos y en mejorar la educación.

[ad_2]

Source link

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS