[ad_1]

El ex jefe de la Base Naval Mar del Plata, almirante Gabriel González dijo hoy que decidió pedir el retiro de la fuerza en noviembre pasado “porque no se le decía la verdad a los familiares de los tripulantes del ARA San Juan”. Y contó una anécdota sorprendente: “Un día llegaron el ex jefe Marcelo Srur y el ministro de Defensa Oscar Aguad y les dijeron que habían detectado 7 llamadas desde el submarino. Pero eso no era verdad. Los familiares se pusieron contentos pero yo traté de calmarlos porque sabía la realidad de las cosas”.

González declaró hoy en el juzgado de Caleta Olivia ante la jueza Marta Yáñez. En la época de la desaparición del ARA San Juan con 44 tripulantes a bordo (se perdió todo contacto con la nave el 15 de setiembre de 2017) fue el encargado de estar con los familiares. “Les trataba de dar contención pero estaba limitado en la información que podía brindarles. Sólo estaba autorizado a leer los partes diarios que daba Balbi. Me los pasaban por teléfono y yo tenía que repetirlos. Aún sabiendo que no se decía toda la verdad”.

Clarín dialogó ayer con la doctora Sonia Kreischer, quien acompaña como querellante a Luis Tagliapietra, padre de uno de los tripulantes del ARA San Juan. Es abogado y también se constituyó en querellante de la causa que investiga Yáñez y se presenta habitualmente en las audiencias de Caleta Olivia.

La doctora Kreischer agregó que González sinceró en la audiencia que “muchos que nos retiramos nos fuimos enojados. No sabemos si nos fuimos o nos fueron. Yo pedía el retiro principalmente porque me habían puesto en un lugar donde sólo estaba autorizado a darle a los familiares el parte oficial. No podía agregar más nada. Era el mismo que conocían los periodistas y toda la gente”.

Agregó que “cuando les hice saber que no estaba de acuerdo respecto a como se estaba dando la información a los familiares los superiores me dijeron que “no estaba actuando como profesional, que tenía que hacerlo con mayor profesionalismo. Fue entonces que a fines de noviembre mandé una nota pidiendo primero el relevo y después el retiro”.

La abogada le dijo a este diario que González “dejó entrever que había un teje y maneje de la información” y que “sólo le dictaban, no le informaban realmente lo que pasaba”.

Cuando la jueza la hizo la pregunta de forma al final de la declaración “si quería agregar algo más”, González dijo que si y contó la anécdota en la cual Aguad y Srur fueron con buenas noticias a los familiares de los tripulantes del submarino.

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS