[ad_1]

Un jefe de La Cámpora fue más allá en su defensa de Néstor y Cristina Kirchner y no sólo habló de “fotocopias” o de “cuadernos truchos” para desacreditar la investigación sobre las coimas en la obra pública que lleva adelante el juez Claudio Bonadio, sino que involucró a la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos para denostar los testimonios de los “arrepentidos” en la causa judicial.

Se trata de Andrés “Cuervo” Larroque. “El arrepentido es una aberración. Estamos de acuerdo en que es una ley fabricada en los laboratorios de la CIA para quebrar a las personas y donde no importa la demostración o inocencia sino que uno se acoge al formato de arrepentido e inculpa a quien se le ocurra y eso es sinónimo de inocencia”, afirmó el diputado camporista en diálogo con FM Radio Con Vos.

Larroque fue señalado por Martín Larraburu, el ex secretario privado del ex jefe de Gabinete del kirchnerismo, Juan Manuel Abal Medina, que en su declaración indagatoria afirmó que el dinero negro que Abal Medina recibió de los empresarios que financiaba las campañas políticas del kirchnerismo, era manejado por la plana mayor de La Cámpora: Larroque, José Ottavis, “Rodra” Rodríguez y Hernán Reibel.

“La declaración de Larraburu es muy débil”, se limitó a decir respecto de la acusación. Y agregó: “Me tiene sin cuidado, son situaciones a los que uno está expuesto por el lugar que ocupa”.

El secretario general de La Cámpora luego retomó su crítica a la figura de “arrepentido” para motorizar investigaciones sobre corrupción como “práctica ponderada por el Estado”, la cual consideró de gravísima.

Y además, no sólo vinculó al organismo de inteligencia norteamericano, sino que habló de una conspiración mayor digitada desde la Embajada norteamericana, fundamentado en que “las detenciones que lleva adelante Bonadio no se pueden hacer sin una espalda”.

“El dato concreto es que hay un objetivo que tiene el poder transnacional de extranjerizar totalmente la Argentina. Fueron por la política, fueron por los sindicatos, fueron por los movimientos sociales y ahora van a ir por lo que queda del empresariado nacional”, aseguró durante el reportaje en el programa de Ernesto Tenembaum.

Cabe recordar que la larga lista de empresarios arrepentidos la integran: Carlos Wagner, Aldo Roggio, Juan José Chediak, Juan Carlos Goicochea, Ángelo Calcaterra, Gabriel Romero, Héctor Zabaleta, Armando Losson, Jorge Neira, Jorge Sánchez Caballero, Claudio Glazman.

Según el jefe camporista, el poder norteamericano también intervino en la elección de 2015, a través de la operatorio de los fondos buitre en la economía argentina, porque “necesitaban otro Presidente que les garantizara” sus intereses.  Y que actualmente “operan en connivencia con el gobierno”.

“Este Gobierno privilegia las cuestiones económicas sobre las políticas. Le garantizaron al GP Morgan que se lleven todos los dólares”, expresó. Y aseguró que en los últimos siete meses “se fueron 20 mil millones de dólares y estamos hablando de unos cuadernos truchos”.

Finalmente, calificó de “pavada” asegurar que los ex presidentes recaudaban dinero de coimas para financiar la política en bolsos.

Y concluyó: “Es una conspiración internacional contra los movimientos populares, está claro, es una discusión entre el poder concentrado, el capital concentrado y los pueblos, porque necesitan quedarse con los recursos”.

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS