[ad_1]

Queremos flan, flan

El Presidente pasó el último fin de semana largo en Salta. Mauricio Macri llegó a la provincia que gobierna Juan Manuel Urtubey para un par de días de descanso, en medio de la ajetreada agenda judicial con los cuadernos de la corrupción y los malos números de la economía en lo más alto de la agenda política. Pero Macri no estuvo esta vez con Urtubey (y su esposa Isabel Macedo) sino que encaró para el lado de Cafayate donde tuvo un momento de solaz con algo de aroma político, además del golf y el spa del que disfrutaron el jefe de Estado y Juliana Awada. La pareja presidencial estuvo con Bettina Romero y su esposo Pancho Lavaque: la mujer es diputada provincial y es hija del caudillo peronista local Juan Carlos Romero, archienemigo político de los Urtubey. Y su esposo es un enólogo reconocido internacionalmente y parte de la quinta generación de una familia ícono de la industria vitivinícola. Ambas parejas intentaron mantener la intimidad del encuentro, del que apenas se filtró una imagen, que fue la del Presidente comiendo flan, que viralizaron las usinas oficiales en línea con el “Queremos flan” de Alfredo Casero. Macri y Awada hablaron con Bettina Romero de su embarazo (espera su tercer hijo), recorrieron las bodegas Lavaque y abordaron con mesura la pelea política salteña de 2019, donde Cambiemos piensa en Gustavo Sáenz ó Martín Grande para la Gobernación y en la futura madre Bettina para la intendencia de Salta Capital. De lo único que se privó el Presidente fue de probar los exquisitos vinos pues se sabe que es abstemio. Eso sí: flan comió…

Mauricio Macri: flan en Salta

Mauricio Macri: flan en Salta

Buen provecho

Por el lado del kirchnerismo, las cosas no están tan relajadas. Lejos del golf y el spa, los jóvenes de La Cámpora están muy preocupados por los relatos de los “arrepentidos” de los cuadernos de la corrupción. Además de lo que figura en los pendrives del ex chofer de Abal Medina, Martín Larraburu, otros nombres de la agrupación juvenil amenazan con saltar a la luz. Clarín ya contó algo del circuito de Máximo Kirchner en el manejo de las finanzas de La Cámpora, con el abogado Fernando Miguel Basanta a la cabeza, íntimo amigo y mano derecha de Máximo, que fuera designado -de modo inorgánico- en la AFI para el control de los famosos fondos reservados. Uno es Diego Fernando Felgueroso, clave en las cercanías del diputado Kirchner y famoso por su silencioso perfil. Felgueroso está casado con Virginia María García quien es hermana de la ex esposa de Máximo, Rocío García. Virginia García hoy es senadora nacional y muy cercana a Cristina Kirchner, famosa por haber acrecentado sus bienes crecieron un 1.149 por ciento, o sea once veces en apenas cuatro años. Felgueroso fue aportante a las campañas del FPV de 2013 y del 2015, secretario privado de la dirección de la provincia de Santa Cruz y ahora trabaja en el Congreso como director en la Secretaría de Coordinación Operativa de la Cámara Baja, con un sueldo de 80 mil pesos aproximadamente. Felgueroso además, cumple con lo que ya es una máxima del kirchnerismo: declaró tener un auto Toyota Corolla, el mismo que utilizaba Centeno para recoger bolsos y el mismo auto y modelo que hoy utiliza Cristina Kirchner. Ojo con las multas…

Máximo Kirchner

Máximo Kirchner

​Runner camporista

Otro grupo que anda preocupado es el team que llevó Axel Kicillof cuando copó el ministerio y la caja de Julio De Vido, en tiempos en que el joven arribó a Economía, aupado en el encantamiento de Cristina Kirchner con la sapiencia intelectual del formado en Económicas dela UBA. Un nombre clave fue Juan José Carbajales, quien en mayo de 2013 fue designado titular de Enarsa. El joven tenía entonces 34 años de edad y ya manejaba un presupuesto de casi 20 mil millones de pesos anuales. Carbajales tenía trato con los directivos del sector del gas licuado y terminó procesado en la causa que investiga el GNL, gas natural licuado. Hoy, Juan José Carbajales se alejó de la política, se dedica a correr y se puso a escribir: es el autor del libro “Running existencial: sobre cómo corrí 100 K en la Patagonia”. A correr por los cuadernos…

Running existencial, libro del ex camporista Juan José Carbajales

Running existencial, libro del ex camporista Juan José Carbajales

[ad_2]

Fuente

COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS