En lo que va de 2018, la Policía de la provincia de Misiones ya decomisó 15 toneladas de marihuana. Si se mantiene el ritmo de operativos, se superarán los 20 mil kilos secuestrados el año pasado. Pero más allá de los números, de la estadística, que habla por sí misma, lo que se nota es un cambio de actitud en relación con el narcotráfico.
Un solo dato alcanza para entender el cambio de paradigma: 2015 cerró con el secuestro de “apenas” 1.027 kilos de cannabis sativa; es decir, entre enero y agosto de este año, esa cantidad fue superada 15 veces.
Este año ya se concretaron alrededor de 220 operativos de represión al narcotráfico, en lo que no sólo fue decomisada marihuana, sino:
– 10,290 kilos de cocaína.
– 5,720 kilos de hachís
– casi medio kilo de “pedra”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La logística
El traslado de estupefacientes, como bien se sabe, requiere de una logística importante. Y a esa estructura también se la golpeó, con la incautación de 75 vehículos de todo tipo:
– 12 camionetas.
– 28 autos.
– 33 motos.
– 1 camión.
– 1 canoa.
El trabajo contra el tráfico de drogas involucra a la Dirección de Toxicomanía y a todas las dependencias especializadas en la materia que funcionan bajo la órbita de las distintas Unidades Regionales. Tráfico “grande”, por un lado, y “narco-menudeo”, por el otro. En esos dos carriles se mueven los investigadores de la fuerza de seguridad.
En el marco de los distintos procedimientos, también secuestraron:
– 40 plantas de marihuana.
– 40 balanzas de todo tipo.
– 10 kilogramos de hojas de coca
– 45 semillas de cannabis.

Aforo millonario
Las redadas contra antinarcóticos dejaron casi 290 detenidos en lo que va del año. También la incautación de 113 celulares y de 18 armas (de fuego, blancas y hasta una ballesta).
Las droga secuestrada hasta el momento fue valuada en 382 millones de pesos. En 2015, fueron 1.027 kilos de marihuana secuestrados; un año después, la cifra saltó a 15.266, en 2017, a 20.444. Fue un salto exponencial, que se mantiene en 2018.